Primer plano de Sonsoles Ónega sonriente

Sonsoles Ónega anuncia lo que otros callan del divorcio de Eva González

La presentadora ha contado lo que nadie sabía

La opinión pública sigue en shock con lo último que se ha sabido de Eva González y Cayetano Rivera. Que una de las parejas más famosas de la actualidad rosa se vaya a divorciar ha dejado a todos con la boca abierta. Incluida a Sonsoles Ónega, una de las mejores amigas de la presentadora de La Voz.

Muchos ya han dado su opinión acerca de esta crisis matrimonial, pero solo Sonsoles sabe qué es lo que realmente pasa. De hecho, la periodista ha tenido la libertad de contarlo todo en su nuevo programa deAntena 3. ¿Cómo le habrán sentado estas palabras a Eva y Cayetano?

Eva González y Cayetano Rivera se separan

Han pasado tan solo unos días desde que la noticia saltara por los aires. El matrimonio lleva más de 13 años juntos y, aunque tienen un hijo en común, en la relación no todo ha sido color de rosas.

Nada más comenzar su historia, Cayetano Rivera y Eva González decidieron darse un tiempo. La incompatibilidad de las agendas obligaba al torero y a la presentadora a verse muy poco. No obstante, esta decisión de separarse duró solo nueve meses.

El amor seguía vivo y decidieron que lo mejor era seguir adelante. Fruto de esta confianza, amor, pasión y un ‘sí, quiero’ de por medio, nació el pequeño Cayetano. Ahora tiene cuatro años y medio y es la unión de la familia.

Cayetano Rivera y Eva González con su hijo
Cayetano Rivera y Eva González decidieron seguir aunque no tuviesen tiempo | GTRES

Sin embargo, parece que este amor no ha sido suficiente para que la pareja se mantenga. En exclusiva, la revista Hola anunciaba que Eva González y Cayetano Rivera vivían separados desde hace ya varios meses.

El torero se encuentra instalado en la finca que posee en Ronda, Málaga. Por su parte, la presentadora de La Voz vive junto a su pequeño en Sevilla, con una casa en Mairena de Alcor. Ahora que el matrimonio vive un momento delicado, la pareja ha decidido verse en ocasiones por el bien del pequeño.

Esta rutina, instalada ya desde hace meses en la pareja, se ha filtrado hace apenas unos días en las redacciones. Así pues, a algunos de los profesionales de los medios, como Sonsoles Ónega, se han quedado de piedra.

Sonsoles Ónega habla de la ruptura

La presentadora de Antena 3 no daba crédito al leer las portadas de los medios de comunicación. En ellas, se confirmaba que el matrimonio entre el torero y la presentadora atravesaba por un momento muy delicado. Sin saber qué decir, Sonsoles Ónega se quedaba estupefacta delante de las cámaras.

 

Tras unos minutos de desconcierto, Sonsoles recordaba lo buena amiga que es de Eva González y daba su opinión. “Qué pena me da. Es normal que después de tantos años, la pareja quiera darse un respiro”, decía.

Tras esto, la presentadora daba mucho ánimo y apoyo a la pareja, y dejaba muy clara su postura. “Eva me ha tratado con tanto cariño desde que llegué a esta casa, que un beso fuerte”, concluía.

Foto de Sonsoles Ónega y Eva González en el plató de 'La Voz'
Sonsoles Ónega decidió darle todo su apoyo a Eva González | Antena 3

El motivo del divorcio

Aunque ni siquiera la propia Sonsoles conoce el motivo del divorcio, varios expertos se han puesto manos a la obra para conocer qué pasa entre Eva y Cayetano. A pesar de que la pareja es muy celosa de su vida privada, las últimas declaraciones del torero daban a entender que nada iba bien.

Fue en TVE donde Cayetano apareció por última vez. Allí ya acudió sin su alianza de boda, algo que no sorprendió a nadie puesto que la pareja siempre había sido muy discreta.

No obstante, fueron las declaraciones del torero cuando le preguntaron por Eva lo que ahora cobra más sentido que nunca. Al preguntarle por cómo definiría a su mujer, el torero respondió con la palabra “amor”.

Cayetano Rivera
Cayetano Rivera rompe el silencio y habla de Eva González | EuropaPress

Una declaración que enternecieron a los presentes. Los mismos que no se dieron cuenta de las posteriores afirmaciones del torero. 

Cayetano declaraba que buscaba estabilidad y tranquilidad. Una confesión que acababa con una afirmación espeluznante, decía que era feliz a ratos.