Primer plano de Rosario Flores con semblante serio.

Rosario Flores desvela cómo son sus hijos y explica por qué no olvida lo que pasó

Rosario desvela detalles desconocidos de su familia

Rosario Flores ha heredado muchas cosas de su madre. El talento, la energía y la garra son solo algunas de las cualidades que identifican a una familia marcada por el arte. De hecho, la hija pequeña de Lola recibirá este año el Grammy Latino por su impecable trayectoria, algo de lo que está especialmente orgullosa.

Tenía claro que le encantaría seguir los pasos de 'La Faraona', pero no a cualquier precio. Por eso espero un tiempo antes de comenzar su carrera en el mundo de la música. "Siempre quise ser artista, pero esperé a estar más hecha, a los 27 años, para salir al escenario", apuntaba.

Rosario señalaba que cuando llegó su hora, "lo hice con tanta verdad que la gente lo notó. Después, ha sido seguir la estela y no equivocarse". Le perseguía la inmensa sombra de su madre, una artista reconocida mundialmente.

En muchas ocasiones, cuando el listón está demasiado alto, hay más posibilidades de equivocarse, de tomar las decisiones menos adecuadas. En su caso, siempre ha admitido que no lo tuvo fácil. Si algo ha aprendido de Lola y ha conseguido inculcárselo a sus hijos es la necesidad de hacerse fuerte en los peores momentos.

Asegura que tiene una coraza para protegerse. En una entrevista a El País cuenta que "la llevo pegada a la piel casi desde que nací. No me aprieta, pero me protege".

Rosario Flores cantando en un concierto
Rosario Flores lleva muchos años triunfando sobre los escenarios. | Europa Press

Hace todo lo posible por cuidarse de "la vida. Siempre me he cuidado muchísimo: mi cuerpo, mi alma". Confiesa que es algo que ha tratado de transmitir a sus descendientes: "Con mis hijos soy muy pesada con eso", desvela.

Rosario Flores insiste en que la "vida es tan bonita que no te la puedes jugar en un momento". Tiene el convencimiento de que necesita blindarse lo mejor posible para no llevarse ciertas decepciones. Es algo que lleva grabado a fuego, ya que se trata de una enseñanza que aprendió de su madre desde muy joven.

Es por eso que evita en todo momento a la prensa del corazón. Solo se la puede ver en algún programa, pero casi siempre se trata de formatos blancos, que resultan muy cómodos para el invitado. Todo lo contrario que su hermana Lolita, que se expone mucho más y habla de cuestiones personales en espacios como Sálvame.

Nunca ha encajado nada bien que se hablara de su familia. De hecho son pocos los que saben la identidad de su pareja o de sus hijos. Nunca se pronuncia sobre ellos en un intento por protegerlos, lo que supone una estrategia muy inteligente por su parte.

La cantante ha tenido que soportar momentos muy duros en su vida. Sobre todo tras la pérdida de Lola y de su hermano Antonio en cuestión de unos pocos días. Aquello le hizo ver lo importante que era cuidar el entorno y la gente de su alrededor.

Rosario Flores recuerda las ausencias

Rosario Flores siempre tiene muy presentes a sus familiares más directos, sobre todo a los que están ausentes. "La pena la tienes dentro; el tiempo va pasando, te vas acostumbrando. La vida te da cosas maravillosas: tus hijos, tu carrera, tus amigos", apunta.

En cualquier caso, "la ausencia va siempre contigo". Su trayectoria está marcada por el éxito y la discreción, algo que tiene mucho mérito en la industria musical.

Rosario Flores saludando en un photocall
La vida de Rosario ha estado marcada por la muerte de su madre y su hermano. | Europa Press

Intento labrarse una carrera independiente, sin depender de su madre. Aguardó por su momento y consiguió hacerse un nombre en este mundo tan exigente y con tantos competidores. Solo unos pocos, como le ocurre a ella, consigue estar en la primera línea durante tanto tiempo.

Rosario Flores, al contrario que otros muchos cantantes, siempre ha tratado de darse a conocer por su música. No por sus relaciones personales. Y es algo que ha conseguido mantener desde hace unas cuantas décadas.