Rosa Benito llorando

Rosa Benito, al límite de su enfermedad tras confesar lo que era un secreto a voces

Rosa atraviesa por un momento muy delicado

Rosa Benito mantiene abierta una guerra con su sobrina Rocío. No se hablan desde hace tiempo, pero aprovechan la televisión para mandarse mensajes continuamente. Incluso la hija de la Jurado la acaba de amenazar con demandarla por lo penal.

En cualquier caso, los últimos meses no están siendo nada sencillos para la ex de Amador. Con bastante frecuencia suele recurrir a las redes sociales para defenderse de los ataques que vierten hacia ella o su familia. Pero estas plataformas también le han jugado una mala pasada.

Rosa no tuvo inconveniente, en ninguna ocasión, en criticar a sus antiguos compañeros de Sálvame e incluso promocionar a programas de la competencia. Eso no gustó nada entre los directivos de Telecinco, que optaron por apartarla temporalmente hace unas semanas. Dejó de aparecer en algunos de los programas en los que colaboraba.

La cuñada de la Jurado tiene miedo a recaer en la enfermedad que la apartó en su día de la televisión. Hace cuatro años confesaba en un programa que padecía depresión. "Estuve ingresada en San Juan de Dios, porque yo quise y mi psiquiatra vio que era lo más adecuado", apuntaba.

Se encontraba en las mejores manos. Señalaba que "tuve unos profesionales maravillosos, te dan muchos ánimos y ellos intentan que tú vuelvas a tener seguridad en ti misma". Por primera vez confesaba emocionada sus problemas de salud en Viva la vida.

Primer plano de Rosa Benito enfadada
Rosa Benito sufrió depresión en su día. | Mediaset

Con su intervención pretendía ayudar a otras personas que estuvieran sufriendo algo similar a lo suyo. "Todo me daba miedo, me daba miedo ir a mi casa, estar en mi casa, iba llorando a mi casa", recalcaba. Continuaba diciendo que "me daba miedo la gente, es una desconfianza en ti misma".

Rosa Benito insistía en que daba el paso de contarlo "para que ayude a la gente y para que sepa que se sale". Eso sí, es preciso "poner mucho de nuestra parte", añadía convencida.

En su caso, le costó mucho aceptar que precisaba de ayuda. Indica que "me doy cuenta de que tengo un problema cuando no quiero ver a nadie, cuando veo que me asusta todo". Ella le contó su situación a una amiga que trabaja en un ambulatorio.

Destaca que es "muy importante el ámbito que te rodea, tu familia, tus amigos. Te ayudan para que recuperes esa confianza que has perdido". Animaba a la gente a que cuenten sus problemas, ya que "la vida está llena de locos maravillosos", apuntó entre lágrimas.

Había desvelado en el programa que ingresó en la clínica madrileña San Juan de Dios, que está especializada en salud mental. Su estado era muy malo: "No paraba de llorar, estaba todo el tiempo en posición fetal, solo quería dormir".

Se puso en contacto con su psiquiatra y "le dije que necesitaba que me ingresara. Me dijo que ya tenía preparada la habitación".

Rosa Benito, enfrentada a su sobrina

Rosa Benito acusó hace unos días en redes sociales a su sobrina de falsedad documental. Rocío Carrasco había presentado una serie de facturas que demostrarían que había cobrado por su trabajo en un especial de la Jurado. Pero la ex de Amador se mantenía firme y lo negaba todo.

La mujer de Fidel Albiac intervino en Sálvame para anunciar que tomaría medidas legales contra su tía. Jorge Javier Vázquez confirmaba también que la productora de la docuserie de Rociíto seguiría el mismo camino.

Rosa Benito explota contra Rocío Carrasco
Rocío Carrasco carga contra Rosa. | LND

"Todo esto empieza con un montón de imágenes diciendo que no han cobrado, ninguno ha cobrado. Ahora que se demuestra que han cobrado se me acusa a mí, a una cadena, a una productora de hacer una factura falsa", dijo Rocío.

Avisó a Rosa Benito que emprendería "acciones legales de forma penal". Añadía que la cadena y la productora también estaban estudiando ir contra ella.