Primer plano de Ramón García con rostro triste

Ramón García toca fondo y envía el mensaje que pone en alerta a sus hijas

El presentador se ha hartado de lo sucedido en su programa

Ramón García no pasa ni una. Está al frente En compañía, del canal Castilla-La Mancha. Allí personas de avanzada edad acuden para encontrar pareja o compañía y hacer frente a la soledad cuando se es ya mayor.

El bilbaíno es testigo de cómo miles de personas se emparejan y formalizan una relación. Y es que el proceso de esto suele ser largo y complicado, aunque muchas veces las risas no faltan. Incluso las hijas de Ramón García son testigos de cómo sucede esto cada día.

Pero muchas veces, en el programa se ven cosas que no agradan a muchos. Menos al presentador quien salió el pasado jueves en defensa de las personas que acuden para encontrar el amor. Y es que hay gente que se dedica a atacar y criticar a estas personas que deciden no quedarse en sus casas.

Ramón García en televisión con Gloria Santoro
Ramón García en su programa junto a su compañera Gloria Santoro | Castilla-La Mancha TV

"La gente es muy mala y se mete en la vida de quien no se tiene que meter", dijo Domi. Se trata de una viuda de 84 años que acudía a la televisión precisamente para lo que hemos contado. "Yo no quiero que hablen mal de mí por venir aquí a buscar una pareja", decía.

Y eso dejó muy inquieto a Ramón García. Este no podía entender cómo podía haber gente que se dedicara a malmeter a mujeres que deciden ir a su programa. Pero la invitada le aseguró que esa realidad existía y que hace mucho daño. 

Las poderosas palabras de Ramón García

En ese momento, el comunicador se tomó un momento y sin pelos en la lengua mandó un duro mensaje a estas personas. "A las tontas del culo que piensan eso", les dijo que era una estupidez meterse en la vida de los demás.

"¿De verdad hay señoras que critican a otras por venir aquí? Hay que ser atrasada, hay que ser retorcida, hay que ser retrógrada, hay que ser idiota, hay que ser imbécil... para meterse con otra señora porque viene a ser feliz".

Comenzó diciendo así el periodista. Se vio muy afectado por el hecho de que muchas personas no se sientan seguras saliendo en la pequeña pantalla. Y es que todo el mundo tiene derecho a hacer con su vida lo que quiera. 

Pero lejos de que su mensaje se quedase ahí, el mosqueo de Ramón García aumentó. "Entonces son muy idiotas, porque están pasando por la misma soledad y se meten con alguien que viene a solucionarlo".

"Así les va la vida... amargadas, arrinconadas por sus familias, solas en sus casas. ¿Qué les queda de entretenimiento? Meterse con las demás. ¡Vergüenza les tenía que dar con los años que tienen!"

"Critican alegremente desde sus casas que alguien venga aquí a arreglar su vida y a ser feliz. Son ustedes unas comadrejas. ¡Quédense en su casa, pero no se metan con las demás! ¡Muéranse solas de asco, pero dejen a las demás ser felices!"

"Dejen a las demás mujeres ser felices"

Domi, la mujer que le acompañaba mientras daba su discurso improvisado, se veía muy afectada. La viuda, como otras tantas, ha sido el objeto de burlas y comentarios de las malas lenguas de su entorno. Y es que, desgraciadamente, muchos de nuestros mayores han tenido que pasar por situaciones parecidas.

"Se paran en la mierda en la que viven ustedes. Pues síganse revolviendo como gorrinas que son en su propia mierda. Pero dejen a las demás mujeres ser felices."

"Dejen de meterse con las demás mujeres que quieren rehacer su vida. Y quédense ustedes con su mierda de vida, pero no molesten a las demás."

"No interrumpan la felicidad de otras personas. Hay otras señoras que son buena gente y se sienten cohibidas por su mezquindad, por su mala forma de ser, por su falta de educación. ¡Déjenlas vivir en paz!"