Primer plano de Paolo Vasile con rostro neutro

Quién es Paolo Vasile, el jefe supremo de Telecinco que ahora está en paro

Todos los detalles sobre Paolo Vasile

Paolo Vasile fue, al menos hasta hace poco, el consejero delegado de Telecinco. Desde 1999 llevaba ejerciendo este cargo, sin embargo, todo cambió de la noche a la mañana.

El pasado 17 de octubre, el italiano anunció su salida pactada como consejero delegado de  Mediaset España. En un primer momento, sonaron fuertes rumores de que se trataba de un despido, pero estas habladurías fueron rápidamente desmentidas alegando que esta marcha ya se había pactado "en el año 2019".

No obstante, la COVID-19 provocó que se retrasara su salida hasta que la situación volviese con total normalidad. Según Paolo Vasile, el motivo de su marcha se debe principalmente por cuestiones personales. "Le prometí a mi mujer que al cumplir los 67 años volvería a Italia", ya que lleva "40 años en Mediaset".

Pero ahora, la verdadera pregunta es: ¿qué significó Paolo Vasile para la televisión española tras llevar 23 años en el cargo?

Paolo Vasile en la Premiere de la película 'Adú' en Madrid, 28 de Enero de 2020
Paolo Vasile tomó una drástica decisión | Europa Press

Paolo Vasile, el rostro 'desconocido' que estaba detrás de Telecinco

Fue en el año 1999 cuando Paolo Vasile llegó a España con el claro objetivo de convertir Telecinco en la cadena estrella de la televisión. Su lema era claro: "no trabajamos para la gloria, trabajamos por el éxito", ya que explicaba que si hiciera "la televisión que quiero, estaría arruinado".

Así fue cómo en los primeros años del siglo XXI, el italiano decidió incluir en la parrilla algunos realities como Gran Hermano y Supervivientes, que inmediatamente fueron un gran acierto. A partir de estos programas de televisión, se marcó un antes y un después en la historia de la pequeña pantalla, ya que, tal como afirman, fue una "forma de renovar de juventud".

Además, gracias a dichos espacios, Telecinco empezó a tener a sus propios famosos, entre ellos, Kiko Hernández y Marta López. Lejos de acabar Paolo Vasile con esta racha de fama de la cadena, también optó por hacer un hueco para la prensa rosa. De ahí surgieron los ya extintos formatos Salsa Rosa y Aquí hay tomate.

Pero, sin duda, la cumbre del éxito llegó cuando Sálvameaterrizó en Mediaset en el año 2009. De forma inmediata, se convirtió en uno de los espacios más vistos de la televisión, ya que fue una manera de combinar el culebrón con el mundo real.

El todavía programa presentado por Jorge Javier Vázquez consiguió que los telespectadores se engancharan a su divertida manera de hablar del mundo del corazón. Y, sobre todo, que no pudieran perderse las últimas novedades de los rostros más conocidos del país. Así fue como los grandes clanes, la familia Pantoja y la familia Jurado, empezaron a estar, todavía más, en el punto de mira de los medios.

Eso sí, muchas veces, llegar a la cima del éxito tiene un precio, y eso es justamente lo que sucedió con Sálvame. Conforme transcurrían los años, cada vez más, Paolo Vasile era consciente de que Telecinco iba perdiendo más audiencia, pero nada preocupante hasta el año pasado, cuando la cadena entró en verdadera crisis. 

La docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva supuso un antes y un después en Mediaset. Tanto Telecinco como una gran parte de seguidores de la cadena, se mostraron a favor de la hija de 'La Jurado', postura que no todo el mundo aceptó. Fue ahí cuando Mediaset se dividió en dos claros bandos: los que apoyaban a Antonio David Flores y compañía y los que creían firmemente en el testimonio de Rocío Carrasco.

Paolo Vasile, en la presentación de la película 'Si yo fuera rico'
Paolo Vasile era el gran jefe de Mediaset | GTRES

Paolo Vasile y su día a día cuando era consejero delegado de Mediaset

Tal y como el mismo Paolo Vasile  confesó hace algún tiempo, su jornada laboral no tiene un horario fijo, por lo que muchas veces termina de trabajar tarde. Aunque durante la semana se la pasa en soledad porque su familia vive en Roma, lo cierto es que los viernes este sentimiento desaparece porque regresa a la ciudad italiana.

Es allí donde puede salir a la calle sin tener que preocuparse de los medios y hacer una vida completamente normal, sin ninguna preocupación a la vista. Los paseos con su perro y sus escapados con su mujer al cine terminan una vez llegados al lunes, cuando vuelve a empezar su rutina laboral.

Una vez aterrizado en el aeropuerto de Barajas, su chófer, Antonio, le esperaba para llevarle a Fuencarral a seguir ejerciendo como consejero delegado de Telecinco. O al menos hasta ahora ese había sido su día a día.