Primer plano de Pipi Estrada con rostro serio

Pipi Estrada se pone de rodillas para tener otro hijo y ella le acusa de estar enfermo

Pipi Estrada, vapuleado por su expareja en una revista

Miriam Sánchez, ex de Pipi Estrada, se ha empoderado como nunca le habíamos visto antes. Así las cosas, ha decidido dar un golpe sobre la mesa hablando sobre el sufrimiento que vivió con el periodista deportivo.

Un sufrimiento que a pesar de que hace años que ya no están juntos, sigue provocando dolor a la exactriz de cine para adultos. Y es que ambos siguen en cierto contacto porque tienen una hija en común de su relación pasada, de nombre Miriam.

La realidad es que la ex del colaborador de Sálvame, después de ver cómo el programa de Telecinco cancelaba su entrevista en el Deluxe, no ha aguantado más. Ha decidido conceder una entrevista a Lecturas en la que saca la cara más turbia del famoso periodista deportivo y ex de Terelu Campos.

La televisiva habla claro de Pipi Estrada tras callarse mucho tiempo

El caso es que Miriam Sánchez detalla, por primera ocasión en una década, como es su relación presente con el padre de su única hija. Le tacha de "mentiroso compulsivo" y no tiene reparos en sostener que Pipi Estrada le ha utilizado como él ha querido desde el día que la conoció.

Miriam Sánchez en el plató de Telecinco
Miriam Sánchez en el plató de Telecinco, en una imagen de archivo | Telecinco

Además, Miriam pone el foco en Estrada señalándole como el causante de muchos de los males por los que pasa actualmente la ex actriz porno.

La realidad es que la televisiva llevaba aguantando demasiado callada en su propia casa. Tras ver que el colaborador dio luz verde a la emisión de unas imágenes en las que se veía al periodista discutiendo en plena calle con ella, ha dicho basta.

"Por delante va de cuidador y por detrás me llama borracha, me dice que estoy loca. Él va de salvador, como si yo fuese una 'cosa' sucia que ha cogido de la calle", expone en la exclusiva.

Pipi Estrada, contra las cuerdas tras acusarle de enfermo

"Cuando yo tengo talento y he trabajado en programas en los que cobraba seis veces más que él. Lo que le hacía feliz era pensar que me había 'rescatado' de la mierda". Así se expresa, de forma tajante, haciendo referencia a su pasado como actriz de cine para adultos.

Pipi Estrada posando de perfil en la calle con un jersey rosa y una americana negra
El periodista deportivo tiene mucho que callar según su expareja | Instagram: pipi_estrada

No le duele en prenda decir que el inicio de su relación con Pipi Estrada fue un montaje de Toño Sanchís. Lo más negativo, a posteriori, en su vida es que finalmente ella acabó enamorada del periodista y se quedó embarazada de este en 2007.

"Tenía 23 años y problemas de adicción. No estaba preparada para ser madre", desvela, confesando que quiso dar marcha atrás en un momento dado. Pero no fue posible porque el periodista anunció el embarazo en la televisión.

"Ha intentado utilizar a mi hija para hacerme daño, e intento que ella nunca pase por lo que yo he pasado", recalca, acusando a Estrada de ejercer sobre ella "violencia psicológica".

El único deseo de la excolaboradora para poder vivir tranquila

"Estaba atrapada, tenía dependencia emocional", asegura la que fuese colaboradora de Mediaset. "Ha hecho conmigo lo que ha querido y no me he dado cuenta de lo grave que era hasta ahora. Me quería tener como a una rehén", sentencia.

Foto de Pipi Estrada haciendo declaraciones ante la prensa
Pipi Estrada ha sido señalado sin piedad por su ex | Europa Press

Ahora, la colaboradora intenta mirar hacia adelante. Solo quiere que haya una buena relación con su hija, y le ruega a Pipi que ponga "punto y final" a referirse a ella en Sálvame.

La entrevistada quiere dejar atrás su vida pasada y disfrutar del presente y futuro con su nuevo novio Fernando.

Con este mantiene una bonita historia de amor desde hace unos meses. Y desea que sus planes de boda puedan llevarse a cabo. "Es la primera persona que me escucha y me admira. Es el primer hombre que es mi amigo y mi amante", afirma radiante de felicidad.