Montaje de fotos de primer plano de Begoña Gómez y Pedro Sánchez

Pedro Sánchez y Begoña Gómez, en vilo al saberse los problemas de salud

El presidente Pedro Sánchez y su mujer se han quedado muy sorprendidos ante esta noticia

Si hay algo que caracteriza a Pedro Sánchez es su carácter formal. Y no es para menos cuando hablamos del presidente del gobierno. 

Pero lo que pocos saben es que Pedro Sánchez y su esposa Begoña Gómez se preocupan de verdad por los que les rodea. Y ahora el centro de su atención se ha convertido Máximo Huerta.

El que fuera ministro de Cultura en el primer gobierno de Sánchez está pasando por graves problemas de salud. 

Begoña Gómez y Pedro Sánchez sonrientes en un photocall
Pedro Sánchez y Begoña Gómez muy unidos ante las adversidades | Europa Press

El pasado 6 de octubre, el periodista se presentaba ante los medios personalmente para comunicar el estado en el que se encuentra. Con el rostro marcado por pocas horas de sueño y una voz entrecortada, el presentador se ha dirigido así a los periodistas.

"He pasado unos días duros, muy duros. Tengo problemas respiratorios desde niño, la edad lo agrava, y desde el día 23 de septiembre ando mal. Realmente mal", decía.

"La tos fue convirtiéndose en una bronquitis, un ingreso, mucho broncoespasmo y, lo peor, falta de oxígeno en sangre", explicaba el mismo Máximo.

Debido a esto, se ha visto obligado a estar de baja durante unos días. Aunque ahora asegura encontrarse mejor y listo para volver a sus compromisos profesionales. Sin embargo, el presentador aún presenta secuelas y asegura que ha pasado por un terrible momento.

Un parón en su vida profesional

El que fuera ministro de Pedro Sánchez se ha escusado de esta forma con todos aquellos que le estaban esperando para que firmara su libro. Adiós, pequeño salió a la venta este verano y está teniendo mucho éxito. 

El periodista Máximo Huerta en photocall para la película de estreno 'Sordo' en Madrid el miércoles 11 de septiembre de 2019
Máximo Huerta es un prolífico escritor | GTRES

Con este último trabajo, el escritor tenía planeado moverse por distintas ciudades españoles y llevar a cabo una firma de su libro.

"Amén de otros etcéteras que han hecho de estos días un horror. Mi asma lo empeora todo. Hoy regreso al médico, después de noches interminables, respiro mejor por primera vez", seguía comentando.

"Confío en la doctora y en la evolución de la enfermedad: antibióticos, broncodilatadores, oxígeno... Siempre es bueno agradecer las cosas. ", añadía.

"Perdonadme allí donde no he podido estar. Los compromisos eran ilusionantes, pero la salud no pide permiso. Ordena la vida a su antojo".

En su último libro entremezcla trazos biográficos con ficción, dejando al desnudo partes de su infancia. "Mi madre habría sido más feliz si yo no hubiera nacido. Esa es la única verdad de mi vida. Poco importa el desenlace, ni la trama de esta novela", ha dicho.

Con Pedro Sánchez una semana

Recordemos que Pedro Sánchez eligió al escritor para llevar la cartera del Ministerio de cultura. Pero su cargo solo duró una semana pues se revelaron que mantenía una reclamación abierta con Hacienda, osea, una infracción tributaria.

Por ello, fue él quien decidió dejar a Pedro Sánchez antes de que se le comiesen los leones. Pero ha tenido palabras sobre su paso breve pero intenso por el Ministerio: fue "como un dolor de muelas".

Màxim Huerta posando en el Benidorm Fest
El exministro posando en un photocall | EuropaPress

"Es un dolor de muelas que sabes que tuviste, pero eres ya incapaz de notar el dolor. Sabes que dolía mucho y lo mantienes ahí", recalcaba.

Justo después de este fichaje, por la cartera del Ministerio pasaron hasta tres representantes hasta llegar a Miquel Octavi Iceta. Pedro Sánchez apostaba así por ministros menos mediáticos y que encajasen con la figura política que simbolizan.

Parece que el presidente ha ido eligiendo ministros y ministros hasta dar con la persona más adecuada para el puesto. 

Pedro Sanchez y el Rey Felipe con sus esposas en un acto oficial en Mallorca
Pedro Sanchez y su esposa, Begoña Gómez, en un acto oficial en Mallorca | EuropaPress