Pablo Motos, concentrado, mira a cámara en el plató de 'El Hormiguero'

Pablo Motos y su mujer Laura Llopis reciben otro inesperado varapalo

Pablo Motos no se esperaba este nuevo golpe

Pablo Motos y su mujer se acaban de llevar un nuevo mazazo de la persona que menos esperaban. Y es que, a pesar de ser uno de los comunicadores más reconocidos de la pequeña pantalla, el presentador de El Hormiguero ha visto como uno de sus compañeros le ha dado la espalda. 

Montajes con fotos de Pablo Motos y Laura Llopis
Pablo Motos y Laura Llopis se han quedado sin palabras después de lo que acaban de leer | LND

No hay ninguna duda de que este conocido talk show de Atresmedia se ha convertido en uno de los programas más visto de la televisión de nuestro país. Gracias a sus entrevistas y a su peculiar formato, ha conseguido posicionarse en lo más alto y ganarse el cariño de la audiencia.

Pero parece que todo este reconocimiento no es suficiente para uno de sus compañeros de profesión. En su último Blog de Lecturas, Jorge Javier Vázquez ha decidido cargar contra lo que él mismo llama el "apocalipsis" de Ana Rosa Quintana, Carlos HerreraPablo Motos.

Pablo Motos no se esperaba este nuevo golpe

Pablo Motos se ha quedado sin palabras al leer la última entrada que el presentador de Sálvame ha publicado en su blog de Lecturas, Vidas propias. 

Este miércoles, 19 de octubre, el de Badalona ha querido dedicar este último texto a tres de los presentadores más reputados y conocidos de nuestro país. 

Jorge Javier Vázquez de perfil
Jorge ataca sin piedad el discurso de Pablo Motos | Telecinco

Jorge Javier Vázquez no ha tenido ningún problema en atacar con dureza los mensajes que 'la reina de las mañanas', Carlos Herrera y, por supuesto, Pablo Motos comparten en sus diferentes programas. 

"Seguro que después de leer estas líneas se mofarán de mí en tertulias y confidenciales", advierte el comunicador nada más empezar. "Tranquilidad, que no cunda el pánico. Lo harán esos mismos que dicen que el país va mal cuando no paran de trabajar y facturar cargando contra el Gobierno bolivarianosocialcomunista".

El presentador de Telecinco asegura que sus tres compañeros "se llenan los bolsillos a espuertas maldiciendo la época que les está tocando vivir al tiempo que se escandalizan por las colas del hambre. Hipocresía se llama eso".

Y es que, considera que los tres dibujan, en sus respectivos espacios, una imagen de la sociedad que muy poco tiene que ver con la realidad y con sus diferentes estilos de vida. 

"Ves los editoriales de Ana Rosa Quintana y dan ganas de meterte en un convento para que el apocalipsis te pille en silencio. Escuchas a Carlos Herrera y piensas que vives en el pueblo más inmundo del planeta Tierra, pero su Instagram es un festival de risas, viajes y visitas a restaurantes que le sirven platos maravillosos".

"Cuando a Pablo Motos le da por atacar al Gobierno, inevitablemente pienso en los ocho millones de euros anuales que factura su empresa y digo para mis adentros: 'Pues chico, a ti tampoco te va tan mal. Menos queja y más soluciones'".

Tras leer estas duras palabras, lo que menos nos esperábamos es que esta columna respondiera a una elaborada estrategia por parte del catalán. "¿Y para qué escribo todo esto adorando a Ana Rosa y a Carlos Herrera? (No puedo decir lo mismo de Motos porque no lo conozco)", ha preguntado el periodista. 

Pablo Motos, con gafas, mira hacia abajo en el plató de 'El Hormiguero'
Pablo Motos se queda impactado con lo que acaba de leer | GTRES

La respuesta es muy sencilla: Jorge tan solo quería que sus compañeros se "piquen y me lleven a sus programas a promocionar" su nuevo libro, Antes del olvido. "Tenemos tema para discutir", ha asegurado a continuación. 

"Le he pedido a Ana Rosa que me lleve en navidades porque seguro que esa misma mañana me venderé una edición entera y a Carlos Herrera que me lleve bien prontito para tener una buena salida".

Y, como no puede acudir al programa de Pablo Motos, ha decidido enviárselo "para que se lo lea y con que haga una recomendación en su tertulia", se da por satisfecho.