Miguel Marcos

Miguel Marcos, asustado al saber que su mujer ha señalado al culpable de la deslealtad

Miguel Marcos no da crédito al duro ataque de su esposa en pleno directo

Miguel Marcos sabe que su esposa no tiene pelos en la lengua a la hora de enfrentarse a quien haga falta en Sálvame cuando una opinión le disgusta.

Miguel Marcos conoce a la perfección a la mujer que comparte su vida desde hace años y no es ajeno a que ella suele tener ciertos enganchones con Jorge Javier Vázquez. Unas disputas que a veces le han costado más de un disgusto.

Hace tiempo, eran habituales los rifirrafes entre el presentador catalán y la colaboradora de Telecinco a cuenta de temas políticos. También fue épica aquella gran bronca durante la pandemia que les tuvo varios días sin hablarse.

Miguel Marcos asume que su mujer no se calla ante Jorge Javier

En los últimos días, Belén Esteban ha visto desde casa como Jorge Javier Vázquez opinaba del tema del momento y no es otro que la ruptura de Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Y todo después de que la primera haya conocido las infidelidades de su pareja a meses de contraer matrimonio.

Foto de Belén Esteban en su vuelta a 'Sálvame' con el vestido de estampado y unos aretes dorados
Belén Esteban no se ha callado | Mediaset

Lo cierto es que Jorge Javier entraba a plató el pasado lunes con la escopeta cargada y no dejaba títere con cabeza. Especialmente, echaba por tierra la figura de Tamara Falcó y la forma de actuar de la marquesa de Griñón han hecho que Belén salte como un resorte.

El caso es que esta le dijo a la cara a Jorge Javier lo que piensa de Tamara, a la que siempre ha tenido un gran aprecio. Jorge Javier afirmó que Tamara "lo tendría que haber visto venir..." y esas palabras no sentaron nada bien a Belén Esteban.

La mujer de Miguel Marcos le reprocha su duro discurso sobre Falcó

"Podemos tener un debate, pero si vamos a discutir, no. Me molestó que dijeras que Tamara se merecía lo que tenía por ser católica y de derechas. Y si no fue así, me gustaría que me lo explicaras", le ha espetado.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva
El culebrón de Tamara Falcó e Íñigo Onieva han provocado los reproches de Belén a su amigo | GTRES

"Yo nunca dije que ella se mereciera nada. Nunca voy a decir eso porque es algo que no me gusta", se ha defendido el catalán. "Belén, ¿a ti te gustaría ser nuera de Íñigo?", le ha preguntado.

La esposa de Miguel Marcos ha sido tajante al respecto. "No, pero entiendo que el amor te vuelva loca de vez en cuando. A mí me ha pasado", ha sostenido Belén defendiendo a la marquesa y su inocencia sobre las infidelidades de su pareja.

La 'princesa del pueblo' señala al culpable de que todo se rompa

"Cuando tienes ya 40 años, tendrías que saber, y a Íñigo Onieva le estaban pidiendo que fuera alguien que no era. Tamara sabía perfectamente con quién estaba", ha proseguido el catalán, aunque Belén defendía lo opuesto. "Íñigo sabía lo que había, dónde se metía, Tamara no tiene la culpa de lo que ha hecho Íñigo".

"Íñigo, te la han jugado. Quien ha filtrado el vídeo es un amigo tuyo, muy cercano a tu círculo", ha zanjado el tema la de Paracuellos.

Belén Esteban seria en el plató de Telecinco
Belén Esteban ha señalado al culpable de la ruptura | Telecinco

Pocos minutos más tarde de este rifirrafe, Jorge Javier cambiaba ligeramente su opinión respecto de la marquesa de Griñón. Y ya no era tan contundente contra ella por una poderosa razón.

Y es que Jorge Javier ha llamado a Susana Uribarri, representante de la influencer, para intentar hablar con ella sobre esta ruptura con su pareja, y finalmente ha conseguido hacerlo.

Mientras iba de camino a un evento en el Teatro Real, Tamara ha tenido a bien cogerle el teléfono a Jorge para sorpresa de todos. Ella ha dado sus primeras declaraciones en Telecinco y este gesto ha sido más que valorado por el comunicador de Badalona.

Con todo, ha rebajado el tono con respecto a ella de forma significativa, algo que ha agradecido la mujer de Miguel Marcos. Y todo a pesar de que ya se había ido del plató cuando se ha producido esta conversación tan sorprendente.