Primer plano de Mario Vaquerizo con rostro serio

Mario Vaquerizo ya no puede ocultar más la foto que deja helada a Alaska

El antes y el después de Mario Vaquerizo sale a la luz

A estas alturas, se puede decir alto y claro que Mario Vaquerizo es uno de los personajes televisivos más destacados de nuestro país. Su carrera a la fama empezó cuando trabajaba en la discográfica Subterfuge, donde conoció a varios grupos musicales, entre ellos, Fangoria, la banda de Alaska y Nacho Canut.

Además, también se ganó un hueco dentro del mundo de las celebrities porque fue representante de varios artistas, entre ellos, Elsa Pataki y Merche. Sin embargo, su relación sentimental con Alaska fue otro de los motivos por los cuales el cantante empezó a estar en el foco mediático. 

Evidentemente, su estilo también siempre ha estado en boca del todo el mundo. No es para menos la verdad porque su originalidad a la hora de vestirse siempre ha suscitado gran interés. Pero lo cierto es que hace algún tiempo no era así.

Mostramos cómo era Mario Vaquerizo antes de la excentricidad y los numerosos retoques que se ha hecho a lo largo de los años.

Primer plano de Mario Vaquerizo con rostro serio
Mario Vaquerizo siempre se ha caracterizado por llevar un estilo llamativo | Europa Press

El sorprendente cambio de Mario Vaquerizo

No cabe la menor duda de que una de las razones de que Mario Vaquerizo se convirtiera en un icono fue por su extravagante apariencia. Este estilo de moda, con toque oscuro y de black metal, lo ha acompañado en todos estos años hasta en la actualidad.

Pero lo cierto es que hace un tiempo, el integrante de Nancys Rubias tenía otro look muy diferente, uno bastante lejano al que ahora ya está tan acostumbrado a llevar. De hecho, él mismo ha reconocido en varias ocasiones que pegó un gran cambio de cuando era joven hasta ahora por una verdadera razón.

Su simpatía por las jeringuillas de ácido hialurónico y por las cirugías han sido la clave. Y es que el marido de Alaska siente clara devoción por el bótox y de hacerse de vez en cuando otro tipo de retoques estéticos.

Además, el maquillaje que siempre luce y del que estamos tan acostumbrados a ver, lo cierto es que antes, Mario Vaquerizo optaba por no llevar ni una gota de pintura.

Asimismo él quiso publicar una foto de joven, de cuando solo tenía 22 años, de la que se puede apreciar claramente el gran cambio que ha experimentado conforme los años. Se trata de una imagen extraída de su orla, recién graduado en Periodismo, antes de que saltara a la fama.

Tal y como se puede observar, la diferencia entre antes y ahora es considerable. La papada que en la instantánea aparece, ahora, por el contrario, no hay ni rastro de ella. Y es que el artista hace unos años se sometió a una operación para eliminar grasa de dicha zona.

Por lo que desde hace un tiempo que Mario Vaquerizo luce una mandíbula bastante marcada, lejos de parecerse a la que se puede apreciar en la foto de su orla.

Mario Vaquerizo posando en un photocall
Mario Vaquerizo se ha sometido a múltiples retoques estéticos | Archivo

La verdadera relación de Mario Vaquerizo y Alaska

No solo su original y llamativo estilo ha estado en el foco de atención más de una vez, sino también otro aspecto de la vida de Mario Vaquerizo. Su relación con Alaska, últimamente, ha acaparado más de un titular porque empezaron a surgir rumores sobre una posible ruptura. Una noticia que, inmediatamente, desmintieron los propios protagonistas.

"No entiendo de dónde salen esas mentiras, eso es alguien que no sabe de lo que escribir y se lo inventa. No hay que hacer caso de estas cosas", explicó la mujer de Mario Vaquerizo en su momento. 

"Es una manera de buscar likes. A partir de ahí, lo recoge un medio y la bola se hace cada vez más grande", proseguía.

Mientras que la cantante de Dramas y comedias se mostró más seria a la hora de abarcar este tema, el mismo Mario Vaquerizo, en cambio, se tomó en gracia este rumor. "Me lo tomo todo con humor. El día en que yo me separe, lo voy a decir, ya sabéis que yo digo todo", explicaba.

"Está todo perfecto, está todo en su sitio y estoy muy, pero que muy feliz, de verdad", zanjaba de una vez por todas estas teorías.