Primer plano de Mario Vaquerizo con rostro serio

Mario Vaquerizo habla de la ruptura y promete que es difícil porque la quiere mucho

Mario es consciente de que la separación resulta traumática

Mario Vaquerizo no tuvo inconveniente en pronunciarse sobre la ruptura. Desde hace mucho tiempo se lleva especulando con la posibilidad de que su matrimonio esté atravesando por una profunda crisis. Siempre lo han desmentido, incluso hablan con total normalidad del asunto, como se pudo comprobar hace unas horas.

El cantante de las Nancys Rubias participó en la inauguración de un nuevo bingo en Madrid. Y como era de esperar, estuvo muy bien acompañado por su esposa. Es rara la vez que no esté junto a Alaska.

Mario negó en todo momento que su relación estuviera atravesando por algún tipo de bache. Le resta trascendencia a todos los rumores que llevan sonando con fuerza desde hace meses. Se muestra tan feliz como el primer día y tiene claro que se encuentra al lado de la persona que quiere.

Confiesa que cuando se produzca dicha ruptura, él no tendrá inconveniente en dar la cara. "El día que me separe, yo lo diré. Si me hubiera pasado eso, no me habría escondido", admitía a los periodistas.

Como era de esperar, se le preguntó por el tema de la última semana, la pedida de mano y el posterior distanciamiento de Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Respeta la medida adoptada por el empresario de esfumarse y no dar explicaciones. Considera que "cada uno lleva su proceso" a su manera.

Mario Vaquerizo posando en un photocall
Mario Vaquerizo habló de la ruptura de dos amigos. | Archivo

El cantante no lo está pasando precisamente bien desde que se enterará de la separación. Mantenía una bonita amistad con ambos, y eso puede afectar a la relación con la pareja. En cualquier caso, aclaraba que "obviamente, soy mucho más amigo de Tamara".

Mario Vaquerizo indicaba que "me caen bien los dos y tampoco puedo estigmatizar a Íñigo porque no me ha hecho nada". Piensa que este tipo de situaciones nunca resultan agradables para nadie. "Tendríamos que aprender que las rupturas no son fáciles para ninguna de las partes, y más con la proyección que ellos tienen", dijo.

En cualquier caso, para no meterse en líos se declara imparcial y no quiere decantarse por ninguno de los dos. Quiere dejar claro que "yo no soy de nadie, soy del amor. Yo quiero que a todo el mundo le vaya bien", afirmaba.

Explica que "cuando las parejas o el amor desaparece, hay que dejarlo". No merece la pena estirarlo, porque al final lo que se consigue es deteriorar la situación y hacerse daño.

Se muestra muy colaborativo, y con mucha sensatez desvela que lo importante es que triunfe el amor. Pero esto no siempre se consigue. Por lo tanto, llegado el momento la mejor opción pasa por romper y empezar de cero una nueva vida.

Mario Vaquerizo se pronuncia sobre infidelidades

Mario Vaquerizo tuvo que ver como Íñigo engañaba a su amiga Tamara. Al parecer, no era la primera vez que le era infiel, según desvelaron algunos medios. Sin embargo, el último vídeo emitido dándole un beso a una chica en un festival en Nevada supuso la gota que colmó el vaso.

El marido de Alaska confiesa que él nunca perdonaría una deslealtad a su pareja. "Para eso me comprometo y estoy casado", señaló.

Mario Vaquerizo y Alaska
Alaska y Mario son una de las parejas más estables. | GTRES

"Si no quiero estar casado, tendría amantes que también es igual de lícito", explicó. Insiste en que no se nos puede olvidar que "Íñigo y Tamara son personas muy jóvenes". A ambos les espera un largo futuro por delante.

Mario Vaquerizo finalizaba diciendo que "quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra". A él, todo esto no parece preocuparle en exceso, ya que cada día se declara más enamorado de su esposa.