María José Campanario

La última hora del estado de salud de María José Campanario: crece la preocupación

María José Campanario tiene alarmado a todo el mundo

María José Campanario se convirtió en madre por tercera vez el pasado mes de junio. Nació su hijo Hugo trayéndole una gran alegría y haciendo incluso, como ella confesó, que su estado por culpa de la fibromialgia que padece mejorara. Sin embargo, parece que este respiro de salud le ha durado poco, pues se ha visto afectada por un nuevo revés de dicha enfermedad.

La catalana hace unos días preocupó a sus seres queridos y a sus seguidores, pues tuvo que ser ingresada en el hospital por un brote de dicha patología. Ahora ya se sabe que ha recibido el alta, pero el silencio que se mantiene en torno a ella ha acrecentado la preocupación.

María José Campanario tiene que ser ingresada

La esposa de Jesulín de Ubrique está absolutamente centrada en el cuidado del pequeño de la familia. Y precisamente estaba a su cargo estos días cuando comenzó a sentirse mal, exactamente empezó a tener grandes dolores musculares. Sufrió un fuerte brote de fibromialgia y tuvo que alertar a su entorno de que no se encontraba bien.

De inmediato, fue llevada a un hospital de Jerez de la Frontera. Allí se la examinó, se le realizaron distintas pruebas y se determinó que tenía que ser ingresada. De esta manera, se mantendría bajo observación y se podría tener bajo control su citada enfermedad, que lleva arrastrando desde hace una década, aproximadamente.

Primer plano de María José Campanario con gesto enfadado
María José Campanario recientemente ha tenido que volver a ser ingresada | Europa Press

A su lado ha estado en todo momento su marido, que no ha querido dejarla sola en este duro trance. Y también ha sido él el que la ha acompañado cuando recientemente ha recibido el alta médica y ha podido volver a casa. Así, se ha reencontrado con su familia y, en especial, con sus dos hijos pequeños que viven en el hogar conyugal.

María José Campanario, preocupa

La madre de Julia Janeiro se encuentra en su domicilio, pero se desconoce cómo está y qué resultados médicos ha obtenido durante su ingreso. Una ausencia de información que alarma dentro de la prensa rosa y también a todos sus seguidores. Y es que parece que se ha establecido la ley del silencio entre todas las personas que están a su alrededor, lo que ha hecho acrecentarse la inquietud por ella.

Ni la propia María José ni su hija ni su marido han hecho ningún tipo de declaración sobre lo que le ha sucedido. Prefieren callar y también ha optado por esta medida su cuñada Beatriz Trapote.

La esposa de Víctor Janeiro ha sido preguntada por Europa Press por el estado de salud de Campanario y su respuesta ha desconcertado a todo el mundo. Sí, porque en lugar de zanjar el asunto con un simple bien, ha dado otra contestación. Sus palabras exactas han sido estas: “Yo solo hablo de Pesadilla en el Paraíso”.

La periodista ha insistido en el asunto y la familiar de María José, que regresaba a su casa tras participar en una gala en Madrid del citado reality, ha sido tajante. Ha dejado de andar y se ha dirigido a su interlocutora para decirle: “Tengo el coche en el quinto pimiento. Ya”.

“No voy a responder nada y tú lo sabes. No voy a decir nada, nada. Adiós”.

Beatriz Trapote seria en el plató de Telecinco
María José Campanario es consciente de que Beatriz no ha dado ningún dato sobre su estado de salud | Telecinco

Su seriedad, su firmeza y el que su suegra, Carmen Bazán, tampoco haya querido hablar sobre el estado de María José han hecho saltar las alarmas. Habrá que esperar para que ella misma o su marido aclaren la situación.