María José Campanario

María José Campanario confirma que la herencia de Andreíta no es como todos piensan

María José comprueba que el dinero que llega procede de otros sitios

María José Campanario tuvo que soportar como Belén Esteban se lucraba a su costa durante muchos años. Desde que llegó a la vida de Jesulín, la odontóloga estuvo en el punto de mira de la colaboradora de Sálvame. Su relación ha sufrido altibajos durante los últimos 20 años, aunque es posible que ahora atraviese por su mejor etapa.

Los últimos acontecimientos ocurridos, como el nacimiento de Hugo o la lesión de la 'Princesa del pueblo', facilitaron el acercamiento. De esta manera enterraban el hacha de guerra, y decidían olvidarse de todo lo ocurrido en el pasado.

Belén Esteban y María José Campanario
María José Campanario y Belén Esteban | España Diario

María José es consciente de que la de Paracuellos se ha enriquecido hablando de su marido y su familia. Y no precisamente bien. Es algo que siempre se lo han reprochado, y alguna vez, la propia Andreíta le habría animado a que dejara de abordar estas cuestiones.

La joven ha comprobado como su madre adoptaba en los últimos tiempos una serie de cambios en su vida. Siempre había estado muy implicada con la televisión y su programa de cabecera, pero también dedicó gran parte de sus esfuerzos a otros negocios. Es el caso, por ejemplo de la marca de gazpachos que sacó el año pasado.

Sabe que la tele no va a ser eterna y que en algún momento habrá que poner el punto y final. Por eso, no se lo pensó dos veces a la hora de ampliar sus horizontes profesionales. Con la ayuda de unos colaboradores decidió invertir en el ámbito de la alimentación.

Foto de Jesulín de Ubrique y María José Campanario
María José Campanario y su marido han acercado posturas con Belén. | Europa Press

Aprovechando su popularidad pensó que eso le podría abrir muchas puertas, y realmente no estaba equivocada. Ha tenido mucha aceptación entre los usuarios de este producto tan español. También le ha puesto mucho empeño para sacarlo adelante.

María Jose Campanario ha comprobado que la reciente crisis no le ha pasado factura a dicho negocio. La mano derecha de la colaboradora, Rubén Gómez Camero, señalaba que las cifras de la empresa no se habían resentido. Arrastraba los mismos problemas que "el resto del mercado, pero nuestro cliente nos ha sorprendido y nos está respaldando esta temporada", dijo a Vanitatis.

Entiende que van por el camino correcto, y a pesar de la situación económica, las ventas no se estancan y siguen creciendo. Admitía que lo más complicado de todo "ha sido conseguir hacer un giro de Belén Esteban". Convertirla de "estrella televisiva a ser un referente de la alimentación y representante del producto 100% español", añadió.

Foto de Belén Esteban sujetando dos botellas de su gazpacho durante el lanzamiento de 'Los sabores de la Esteban'
El gazpacho de la tertuliana está teniendo mucho éxito, como ya conoce María José. | GTRES

Señala que lo tiene todo para triunfar. Sobre todo porque es "un producto típico español, hecho en España y con materias primas españolas". Desde el primer momento sabían que debía ser algo de aquí, lo que "no pueden decir todas las empresas".

María José Campanario, decepcionada con la joven

María José Campanario mantiene un trato muy cordial con Andreíta. Valora mucho que haya querido estudiar y que tenga una formación, algo de lo que carece su hija Julia. De hecho, la influencer le está dando unos cuantos disgustos.

Cada vez tiene más presencia en las redes sociales, con una intensa vida nocturna y un armario repleto de prendas y complementos exclusivos. Pero los padres de la joven no parecen demasiado contentos con su actitud. Les preocupa el alto nivel de vida que tiene, desveló hace unos días Alexia Rivas.

"Ven que no estudia y solamente está de jarana", señaló la tertuliana. Hay una serie de entretenimientos que la mantienen alejada de los libros. Es posible que tenga un tanto apartados sus estudios de Técnicas en Actividades Comerciales.

María José Campanario está muy preocupada, además, por uno de los negocios que suele frecuentar en la noche. "No para de salir e ir a una discoteca muy famosa de Madrid, que no le gusta nada a sus padres", contó Alexia.