Primer plano de Lydia Lozano

Lydia Lozano, a punto de ser detenida tras ser acusada de acoso

Lydia Lozano sigue asimilando lo que ha pasado

Lydia Lozano, una de las mejores periodistas de Sálvame, ha trabajado en los mejores proyectos y tiene mucha experiencia. Por eso se ha disfrazado de militar y ha aceptado llevar a cabo una misión de alto riesgo: perseguir a Belén Rodríguez. El problema es que la colaboradora ha llamado a la policía y han estado a punto de detener a la canaria.

Lydia Lozano se ha quedado muda al ver qué ha hecho su compañera, quien le ha acusado de estar acosándola y dañando su honor. Lozano se ha librado de la peor parte porque sus jefes le han ordenado que regresara al plató y en ese momento ha sucedido todo. Belén ha pedido ayuda a las autoridades y dos agentes se han presentado en el piso que estaba usando Sálvame.

Belén Rodríguez
Lydia Lozano sabe que el problema es serio | GTRES

Lydia ha confirmado que la situación ha sido bastante tensa y que la policía ha identificado al reportero Kike Calleja. Él es el encargado de cubrir la información y ha convencido a un vecino de Belén para que le deje grabar desde la terraza. El problema es que Rodríguez se siente acosada y cree que están atentando contra su intimad.

Lydia nunca ha tenido una relación demasiado estrecha con su compañera, de hecho siempre ha mantenido las distancias. El tiempo le ha demostrado que ha tomado la opción más inteligente: apartarse del conflicto antes de que fuera demasiado tarde. Dicen que Ro, como le llaman en Telecinco, “va a morir matando” y va a destapar los secretos de todos sus amigos.

Lozano se ha librado de vivir una situación muy tensa, ha estado a punto de tener que identificarse ante la policía. Kiko Matamoros ha explicado que la detención no se produce hasta que las autoridades tienen claro el delito. El problema es que Ro también ha participado del juego y ahora no puede exigir que le dejen al margen para proteger su intimidad.

Lydia Lozano sigue impactada por el escándalo

Lydia, después de haber escapado del conflicto policial, ha regresado al plató de Sálvame y allí ha descubierto algo. Belén le propuso a Kiko Hernández que participara en el polideluxe a cambio de dinero y se comprometió con prolongar la historia. Lo que no esperaba es que sus mentiras fueran tan evidentes, por eso ahora no quiere saber nada.

Primer plano de Lydia Lozano
Lydia Lozano es una gran profesional | GTRES

Lozano conoce perfectamente a Kiko porque han sido buenos amigos durante mucho tiempo y sabe que está dolido. Lo que ha pasado es bastante serio, pues le han acusado de ser “un moroso”, “un mal pagador”  y un aprovechado. Los hechos han surgido totalmente al contrario: el tertuliano entregó el dinero prestado antes de la fecha límite.

La canaria se ha convertido en uno de los rostros fundamentales dentro de Telecinco, por eso participa en todos los juegos importantes. Le han mandado a hacer un reportaje y a cubrir una información esencial para la evolución del programa. Lo que nadie imaginaba era que las autoridades fueran a irrumpir en el espacio para revolucionar todo.

Lydia Lozano tiene claro a quién apoya

Lydia ha tenido encontronazos con Kiko Hernández, pero sabe que es una persona de fiar y que él no ha fallado en nada. Simplemente aceptó un dinero que después le reclamaron de forma abrupta y se limitó a reunirlo para devolverlo. Está decepcionado porque no esperaba esta traición, dentro de él se ha roto algo que no tiene arreglo.

Lozano ha tomado una posición clara: va a apoyar al antiguo concursante de Gran Hermano. Piensa que la periodista debe reaparecer y dar explicaciones antes de que la situación empeore.