Primer plano de Lydia Lozano llorando en 'Sálvame'

Lydia Lozano, a punto de ser despedida tras el regreso de Al Bano

Lydia Lozano ha vivido una semana muy dura

Los últimos días no han sido nada fáciles para Lydia Lozano, el pasado sábado tuvo que volver a revivir uno de los capítulos más duros de su trayectoria. Recibió la noticia de que el padre de Ylenia Carrisi se sentaría en el plató de Sábado Deluxe y, tras eso, Lydia Lozano fue tajante con su reacción.

Lydia afirmó que no acudiría al plató si el cantante era entrevistado, aún a riesgo de perder su puesto de trabajo. Y así fue, la colaboradora de Sálvameoptó por no acudir a su puesto de trabajo y lo tenía muy claro. Muchos señalaron que la encerrona a la periodista fue una manera de subir la audiencia y jugar con un tema muy doloroso para ella.

Lydia Lozano puso en juego su futuro en Sálvame

Para Lydia Lozano, el caso Ylenia sigue siendo una herida abierta que nunca conseguirá cerrar. La colaboradora lleva décadas vinculadas a la televisión y sabe mejor que nadie cómo funciona. Sin embargo, tiene claro que no piensa volver a tratar ese tema nunca más.

Lydia Lozano llorando
Lydia Lozano tenía clara su postura con respecto a la entrevista | TELECINCO

En reiteradas ocasiones ha manifestado que para ella es uno de los capítulos más duros de toda su vida. Pero la televisión es un negocio y se mueve por audiencias e ingresos económicos. 

En los últimos meses, Sálvameha afrontado una de las peores crisis de audiencias de los últimos tiempos. El formato se ha visto en peligro, por lo que han tenido que apostar por nuevos fichajes y personajes. La entrevista del cantante era el gran reclamo de Sábado Deluxe, con el fin de remontar la mala racha. 

Pero claro, era el gran reclamo si se jugaba con la presencia de Lydia Lozano en plató, cosa que no sucedió. El programa estuvo cebando la posible entrada de la periodista en el programa, dejando incluso su silla vacía, pero nunca sucedió.

Al día siguiente de la entrevista, Lydia fue muy clara ante las cámaras de Socialité y dejó claro que el tema estaba finiquitado: "No necesito su perdón, yo ya me he perdonado a mí misma. Yo no estoy obsesionada con él, estoy con mi metedura de pata. Fue él quién estuvo 45 minutos hablando sobre mí", sentenció la periodista.

Pero el programa, no contento con haber perdido la oportunidad de hacer realidad el cara a cara, tenía un as guardado.

Albano
Lydia Lozano ha superado a su rival | GTRES

Sálvame no remonta con la trama de Lydia Lozano

El pasado lunes 21, Sálvameaprovecha la presencia de Lydia Lozano en plató para que sus compañeros dieran su opinión al respecto. Kiko Matamoros fue muy duro con la actitud de la periodista y no dudó en reprochárselo: “Que no hable la productora, que no hable la cadena y que no hable nadie es lo mejor que te puede pasar, y lo sabes", sentenció.

Kiko Hernández y Lydia Lozano
Lydia Lozano sabe que 'Sálvame' está en crisis | Telecinco

Lydia prefirió no entrar al trapo, llegando incluso a que decir que no iba a pronunciarse, ya que no quería continuar con todo esto: "No voy a entrar a ese juego. Para mí es participar en algo que no quiero, y este programa me dio la libertad de no asistir. Que diga Matamoros lo que le salga de las narices, no voy a participar”, confesó

Esto terminó con la salida de la periodista de plató. Sin embargo, el entramado de Lydia Lozano y el italiano parece no interesar demasiado a la audiencia. Ya que la entrevista de Sábado Deluxe no remontó en audiencias al igual que las emisiones deSálvame Naranja

Sálvamedeberá encontrar nuevas formas de superar esta crisis, ya que los últimos movimientos no están funcionando como se espera.