Kiko rivera con gafas, la barba desaliñada, la cabeza ladeada y una sonrisa triste

Kiko Rivera sabe que la discusión familiar ha afectado al bebé que está en camino

Kiko Rivera se teme lo peor y hace saltar todas las alarmas

Kiko Rivera es sabedor de que su prima está sufriendo más de lo debido por su actual pareja, Yulen Pereira. La sevillana vivió una de sus peores épocas tras su fracaso matrimonial con Omar Sánchez y ahora que se había ilusionado de nuevo, no quiere caer otra vez en el abismo.

Kiko Rivera, a pesar de no tener una relación muy estrecha con la influencer y colaboradora de Sálvame desde hace bastante tiempo, tiene su corazoncito. El caso es que también le afectan en mayor o menor medida los problemas que pueda sufrir su familiar, que se encuentra aislada en una burbuja en Supervivientes.

Y es que Anabel Pantoja aún no es consciente de que la situación entre su actual pareja y la familia de esta no pasa por su mejor momento. Recordemos que tras la llegada de Yulen Pereira al Aeropuerto de Barajas procedente de Honduras, su padre acudió al aeródromo madrileño.

Kiko Rivera sabe que las broncas pueden acabar con la relación

Esta práctica es algo que está terminantemente prohibido por la organización del reality. Pero el caso es que su padre fue a recibirle al aeropuerto. Lo hizo para indicarle lo que él consideraba que debía hacer después de participar durante tres meses en la mayor aventura de su vida.

Lo cierto es que mucho se ha hablado de que tanto el padre como la madre del esgrimista no acaban de ver como buenos ojos la relación. Una historia que nació en las primeras semanas de concurso entre el hispano-cubano y la sevillana.

Montaje de Yulen Pereira junto a Anabel Pantoja en 'Supervivientes'
Yulen Pereira y Anabel Pantoja comenzaron una relación en los Cayos Cochinos | España Diario

Kiko Rivera sabe que al joven solo le queda capear el temporal y convencer a sus padres de que la tertuliana de Telecinco es una mujer que le quiere por cómo es. Y que no se ha aprovechado de su buen corazón para hacer una 'carpeta' en el programa de supervivencia.

Kiko Rivera, expectante por ver cómo se desarrolla todo

A la espera de que Anabel  regrese a España, ya que la recta final de Supervivientes está a la vuelta de la esquina, Yulen le quita hierro al asunto. No le da importancia a las discusiones y malentendidos en torno a la pareja de moda en estos últimos tiempos.

Fueron las discusiones que protagonizaron, en este caso el propio Yulen con su madre Arelys, nada más abandonar la instalación de Telecinco. Todo sucedió en el parking de Telecinco tras dar la cara durante una gran parte de la gala de Supervivientes.

Anabel Pantoja y Yulen Pereira
La relación de los supervivientes pende de un hilo | Mediaset

"Toca descansar un poquito", desvelaba al día siguiente de esa noche tan peliaguda para el deportista. Así, con esas palabras, el esgrimista hacía caso omiso a la petición de su padre de ponerse a entrenar duramente para las próximas olimpiadas de 2024. "Mi meta inmediata es descansar. Ha sido un programa muy duro, muy fuerte y ahora mismo toca es descansar", ha recalcado.

"Tiene mucha empatía y me va a ayudar a ser mejor persona y mejor deportista"

A días de la gran final del reality, el futuro familiar de Kiko Rivera quiere vivir su vida en estas próximas semanas. Y nadie va a quitarle la ilusión de continuar adelante con su historia con Anabel una vez acabe el concurso. 

"A quien le tiene que gustar es a mí, creo que me va a ayudar y a cuidar. Tiene muchísima empatía y me va a ayudar a ser mejor persona y mejor deportista". Así sentenciaba el joven algo molesto tras ser consciente de las palabras de Arelys y Merchi.

Y lo ha hecho tras conocer la gran cantidad de críticas que ha recibido a cuenta de su historia de amor con la tertuliana e influencer sevillana.