Primer plano de Kiko Rivera

Kiko Rivera explica por qué no podrá abrazar a su nuevo hijo

Kiko sabe que este momento jamás llegará

Kiko Rivera ha explicado los motivos por los que no podrá abrazar a su nuevo hijo. Y es que, después de lo que ha pasado en su casa, todo apunta a que este sueño jamás se hará realidad. 

La madrugada del viernes, 21 de octubre, el DJ se llevó uno de los peores sustos de su vida. Tras llevar todo el día algo indispuesto, decidido acudir a las urgencias del hospital Virgen de Rocío de Sevilla para ver qué le sucedía. 

Primer plano de Kiko Rivera
Kiko Rivera está fuera de peligro | GTRES

Pero, lo que menos se esperaba el marido de Irene Rosales era que estaba sufriendo un ictus. En ese mismo momento, el televisivo fue ingresado en la UCI de este centro sanitario para intentar recuperarse de este delicado problema de salud. 

A los pocos días, Kiko Rivera fue dado de alta y, a día de hoy, ya se encuentra en su casa recuperándose de este contratiempo junto a sus seres queridos. Y es que, no hay ninguna duda de que su mujer y sus hijas le están ayudando mucho con la rehabilitación. 

Ahora, han vuelto a salir a la luz unas declaraciones que hizo Irene Rosales en relación con los motivos que no van a permitir al artista estar junto a su nuevo bebé.

Kiko Rivera respeta la decisión de su mujer

Kiko Rivera quiere a Irene Rosales por encima de todas las cosas, por eso respeta todas y cada una de las decisiones que toma en su vida. Hace algo menos de un año, la empresaria acudió al plató de Viva la vida después de más de cinco meses desaparecida. 

La excolaboradora de televisión regresó a la pequeña pantalla con una entrevista en la que habló de todos los problemas, tanto personales como familiares, a los que se había tenido que enfrentar. 

Montaje con las caras en primer plano de Irene Rosales y Kiko Rivera
Kiko Rivera asegura su mujer no quiere tener más hijos | La noticia digital

Y, aunque siempre se había mostrado algo reacia a hablar sobre su vida más privada, en esta ocasión Emma García consiguió que la mujer de Kiko Rivera se abriera en canal.

Entre otras cosas, Rosales trató el tema de su maternidad. Y es que, a pesar de estar encantada con sus hijas, la extertuliana expuso los motivos por los que no quiere volver a traer un niño al mundo. 

Tal y como contó la televisiva, durante el parto de su hija mayor, Ana, se puso "muy malita". "Gracias a Dios, ahora puedo contarlo, pero a punto estuve de que no", aseguró la mujer de Kiko Rivera, dejando sin aliento a todos sus excompañeros de trabajo. 

Según Irene Rosales, en el parto sufrió una reacción alérgica a un medicamento que le suministraron durante el proceso de dilatación y esto produjo una serie de complicaciones que casi acaban con su vida y que, años después, sigue arrastrado. 

En aquel momento, los médicos le aconsejaron no volver a quedarse embarazada "porque no podía tener contracciones, no podía dar a luz, entonces era peligroso". 

Pero, tan solo un año después, Kiko Rivera y su mujer se volvieron a convertir en noticia gracias al embarazo de su hija Carlota. Y, aunque en esta ocasión todo salió a la perfección, la traumática experiencia que vivió con la pequeña Ana, no le dejó disfrutar al 100% del momento. 

Primer plano de Irene Rosales llorando en un plató de televisión
Irene Rosales lo pasó muy mal | Mediaset

Aunque esta no es la primera vez que Irene Rosales habla de su maternidad públicamente. En más de una ocasión, la andaluza ha abordado este tema con sus seguidores de Instagram.

El pasado mes de mayo, la influencer decidió responder a través de las historias de esta red social a todas las preguntas de sus fans. Pero, cuando uno de ellos le preguntó que si quería volver a ser madre, la pareja de Kiko Rivera contestó con total rotundidad. 

"Cuando me preguntáis si quiero volver a ser mamá… ¡No! Mi sobrina ha terminado de quitarme las ganas. Disfruto de ella todas las mañanas una semana sí y otra no, así que ya es suficiente".