Kiko rivera con gafas, la barba desaliñada, la cabeza ladeada y una sonrisa triste

Kiko Rivera confiesa su primera secuela por el ictus

Raquel Bollo ha contado más detalles sobre el estado de Kiko Rivera

Desde que saltó ayer la noticia del ictus de Kiko Rivera no se habla de otra cosa. El DJ ya ha podido comparecer ante los medios de comunicación y este episodio lo ha clasificado como "uno de los mayores sustos de su vida".

Además, ha querido agradecer todos los mensajes de ánimo y cariño. Y ha dejado claro que aunque esté en planta, "no está recuperado". Anoche, una amiga muy íntima al entorno, Raquel Bollo, relataba cómo fueron los momentos previos al incidente en cuestión, y sobre todo cuáles fueron los síntomas que alertaron a Irene Rosales.

Y es que la diseñadora tiene una relación muy estrecha con 'Los Pantoja'. Así que cuando se enteró de la noticia no dudó en ponerse en contacto para saber la gravedad de la situación. 

Primer plano de Kiko Rivera
Kiko Rivera ya se encuentra en planta | GTRES

Kiko Rivera y el síntoma que lo puso en alerta

La amiga de Kiko Rivera aprovechaba su aparición en el plató del Deluxe para aportar nuevos datos sobre el incidente del DJ. Raquel llamó a Irene tan pronto cómo se enteró de la noticia para preocuparse por el estado del cantante. Además, ella misma confesó en el plató, que si hubiese sido algo más grave no hubiese dado la entrevista:

“Me quedé así, pensando si la noticia era real o no. Me puse a llamar y hablé con Irene y, efectivamente, me lo corroboró. Lo cierto es que dentro de lo que cabe, estaba tranquila", confesaba a Jorge Javier Vázquez.

"Pensé que si era algo delicado, no venía aquí. Hubiera llamado e ido directamente al hospital”, confesaba a Jorge Javier Vázquez con gesto de tranquilidad la diseñadora.

Pero Raquel fue más allá y reveló algo que todavía no se había contado. La colaboradora contó cómo fueron los momentos previos a que Kiko sufriera el incidente. Según reveló la amiga de Kiko Rivera, el cantante se encontraba durmiendo cuando todo ocurrió:

“Le dio durmiendo la siesta. A él no le da y se van corriendo", confesaba. Pero además, Raquel ha revelado cuál fue el detalle que puso en sobre aviso a Irene y por el que decidieron actuar con rapidez:

"Cuando se despierta, nota que, la cara, tiene un lado parado. Según va transcurriendo el tiempo y ve que la cosa no cambia, van al hospital o llaman a una ambulancia, eso no lo sé”, relataba la diseñadora.

Imagen de Raquel Bollo llorando
Raquel Bollo relataba ayer nuevos detalles sobre el estado de Kiko Rivera | Telecinco

Al relato se sumaron las palabras de Matamoros, que también pudo hablar con el entorno:

"Van al hospital donde trabaja la hermana de Irene, allí le dicen que es un ictus y le recomiendan que vaya a un hospital especializado”, aseveraba el colaborador.

Matamoros habla sobre la secuela de Kiko Rivera

El colaborador ha aportado detalles sobre el estado de Rivera y, aunque debido a que el cantante fue atendido a tiempo, no habrán "secuelas aparentes". Sin embargo, hay ciertas consecuencias con las que tendrá que lidiar:

"Tiene no sé si paralizada totalmente, pero sí con falta de sensibilidad en la mitad de la cara", confirmaba el colaborador.

Esto es algo que también se ha corroborado desde el programa Ya es mediodía:

"Actualmente Rivera no reviste gravedad y no hay daño neurológico. Incluso Kiko Rivera ya se ha puesto en contacto con sus amigos y familiares a través de su propio teléfono. De momento le siguen haciendo pruebas, y todo apunta a que no hay daño neurológico", confirmaba uno de los colaboradores.

El propio Kiko ha querido tranquilizar a sus seguidores con un comunicado en Instagram, donde confesaba que no creía ser capaz de superarlo:

"Ha sido un susto tremendo el mayor de mi vida. Jamás pensé que me fuera a dar un ictus y realmente pensé que no salía de esta. Os quiero a todos mucho y si Dios quiere prontito estoy al 100%", escribía en Instagram.