Kiko Jiménez

Kiko Jiménez esconde una enfermedad mortal que no tiene cura

Kiko Jiménez está viviendo unos meses muy complicados por la dura enfermedad que acecha en su vida

En los últimos años, Kiko Jiménez se ha convertido en uno de los personajes más mediáticos de Telecinco. No es para menos la verdad porque el noviazgo que mantuvo hace años con Gloria Camila, la famosa hija de 'La más grande' y Ortega Cano, provocó que el de Linares empezara a estar en el foco mediático.

Eso sí, a pesar de que su romance con la hermana de Rociíto no llegó a buen puerto, tiempo después, el colaborador de Sálvame consiguió rehacer su vida al lado de una cara estrella de Telecinco. Así es, nos estamos refiriendo a Sofía Suescun, con quien empezó una relación sentimental por allá en 2019.

Ambos son el apoyo fundamental del uno al otro. Justamente, en estos precisos momentos, Kiko Jiménez es uno de los pilares fundamentales de su chica, quien está atravesando una muy complicada situación por la enfermedad que acecha en su familia.

Imagen de Kiko Jiménez en un plató de televisión
Kiko Jiménez sabe que su novia no está pasando por su mejor momento |

La última hora de salud de la suegra de Kiko Jiménez

Fue en verano de este año cuando Kiko Jiménez fue testigo de que su suegra, Maite Galdeano, decidió conceder una entrevista que, posteriormente, dio mucho de que hablar por un verdadero motivo. Y es que la madre de la ganadora de Gran Hermano se sinceró como nunca en la revista Lecturas sobre la enfermedad que lleva padeciendo desde hace muchos años: un cáncer de sangre.

"Me salió cuando tenía 38 años. Es genético. Es una enfermedad desconocida y por eso no la saben dominar bien", contó en su día en una exclusiva para la mencionada revista.

Evidentemente, tras salir a la luz esta noticia, fueron muchos los medios quienes pusieron el foco de atención en la progenitora de la pamplonesa, pero, desde entonces, apenas se han tenido nuevos datos al respecto. No fue hasta hace unos días cuando se supo, por fin, si había novedades en cuanto al estado de salud de la suegra de Kiko Jiménez.

Fue su misma hija, Sofía Suescun, quien se animó a aclarar públicamente en qué situación se encuentra su madre. Desde luego, sus palabras no pasaron desapercibidas, ya que hicieron saltar todas las alarmas. "Está muy mal", empezaba diciendo visiblemente seria.

"Es verdad que está muy mal hablando de salud, tiene una enfermedad mortal que no tiene cura, pero lo lleva como puede", explicaba. Incluso, tal y como la pareja de Kiko Jiménez reveló, Galdeano no había tenido más remedio que abandonar ciertos aspectos de su vida, como conducir, debido a su enfermedad.

"Tuvo que dejar toda su vida. No puede conducir. Al final tiene una enfermedad que puede darle un trombo en cualquier momento y necesita estar tranquila y llevándolo de la mejor manera posible", explicaba.

No obstante, a pesar de esta dura situación que también está viviendo la influencer, tal y como ella ha revelado, su pilar fundamental para afrontar este bache está siendo su pareja, Kiko Jiménez. "Es un pilar fundamental en mi vida. Además de novio es amigo, familiar, somos uno, nos apoyamos, nos ayudamos. Somos el combo perfecto", decía.

"Es verdad que las relaciones empiezan con la pasión y se ha ido transformando en un pilar. Es parte de mi vida", zanjaba al respecto.

Kiko Jiménez durante una gala de Gran Hermano
Kiko Jiménez, el apoyo incondicional de su novia | Telecinco

El año más duro de la novia de Kiko Jiménez

Por otro lado, no solo la pareja de  Kiko Jiménez ha tenido que lidiar con la noticia de que su madre padece una grave enfermedad, sino que también, en lo que llevamos de año, ha pasado por momentos muy duros.

Asimismo, aprovechando que la pamplonesa se pronunció sobre el estado de salud de su progenitora, lo cierto es que también quiso hacer un repaso de cómo le está yendo este 2022.

"Lo empecé con muchas ganas. Creo que me he propuesto muchas cosas que he ido consiguiendo. He pasado por momentos tristes con la pérdida de mis perros, pero me ha servido, todo lo malo lo transformo y lo utilizo como herramienta para futuras ocasiones", explicaba.

Eso sí, pese a todo ese dolor que ha sufrido, ella misma confesó que "lo ha "transformado por una manera de afrontar situaciones dolorosas".