Primer plano de Kiko Hernández llorando en plató

Kiko Hernández desvela con quién viven sus hijas desde que él tiene otro trabajo

Kiko está muy centrado en otras labores

Kiko Hernández lleva dos meses sin aparecer por Sálvame. A comienzos de agosto decidió cogerse unos días de vacaciones, pero el descanso se ha ido alargando más de la cuenta. Al parecer, distintas desavenencias con la dirección del programa han provocado esta larga ausencia.

En cualquier caso, el colaborador ya ha retomado su trabajo en televisión, y no ha sido en el formato vespertino de Telecinco. Hace unos días confirmaba a través de sus redes sociales que había iniciado las grabaciones del espacio de teletienda que conduce. Se emite en las madrugadas de Mediaset y lo presenta con Elena de José.

Los últimos meses han servido a Kiko de mucho. Ha tenido tiempo para reflexionar, pero sobre todo para hacer un cambio radical de imagen. Últimamente se le ha visto acompañado del actor Fran Antón, según recoge la revista Lecturas.

En unas imágenes que aparecen en esta publicación se le puede ver diferente físicamente. Una de las mayores preocupaciones del tertuliano es lucir un aspecto joven y sano. Por eso no tiene inconveniente en pasar por el quirófano cuando la situación lo requiere.

En su caso, decidió someterse a un injerto capilar, además de unos cuantos retoques estéticos. A todo esto le añadió unos intensos entrenamientos en el gimnasio. Cualquiera pensaría que está siguiendo los pasos de Rafa Mora, pero en esta nueva afición tiene mucho que ver su amigo Fran.

Captura de Kiko Hernández en el gimnasio desde su cuenta de Instagram
Kiko Hernández ha cambiado mucho su aspecto tras machacarse en el gimnasio. | @kikohernandeztv

En el reportaje aseguran que el comunicador y el actor son "íntimos amigos". Coincidieron hace unos meses en el teatro, con la obra Distinto, y desde entonces se han vuelto inseparables. De todo aquello surgió una bonita amistad y han compartido salidas, cenas y fotos en redes sociales.

Kiko Hernández acompañó a Fran Antón al aeropuerto en su coche, señala la revista. "Salieron juntos de casa del colaborador", que hizo todo lo posible para pasar inadvertido con la ayuda de una gorra y gafas de sol. Además, destacan que la despedida entre ellos "estuvo llena de complicidad".

El amigo del comunicador es prácticamente un desconocido para la mayoría. Aunque han compartido escenario, se puede considerar un artista de lo más completo. Además de actor, también ha trabajado como modelo, con cualidades para el baile y el canto.

Tomó parte en óperas como Madame Butterfly y dirigió obras como Las Troyanas o Baobab. Nació en Melilla hace 41 años y mide 1,93 metros.

Al parecer, según recoge la publicación, entre estos dos amigos hubo conexión desde el primer momento. Compartieron muchas jornadas de trabajo con los ensayos y representaciones de Distinto. La obra se estrenó el pasado mes de febrero y finalizó en junio, presuntamente por la discreta respuesta del público.

Kiko Hernández acabará volviendo a su casa

Kiko Hernández tiene previsto regresar a Sálvame, aunque todavía no hay una fecha concreta de su vuelta. Diego Arrabal confirmaba hace unas semanas que su vuelta debía producirse a comienzos de septiembre, pero no se presentó en el plató.

Mantiene un duro enfrentamiento con la dirección del programa. Al parecer, la emisión de unas imágenes del colaborador con sus hijas y un amigo tenían la culpa. Solicitó que dicho contenido se retirara de la página web, aunque no tuvo la respuesta deseada.

Imagen de Kiko Hernández y Fran Antón.
Fran Antón y Kiko, en la obra de teatro. | Cedida

En vista de eso, no le quedó más remedio que recurrir a la planta noble de Mediaset. Se sintió traicionado por sus directores, algo que no ha encajado del todo bien. Eso habría atrasado su retorno.

Kiko Hernández, no obstante, no ha perdido el tiempo. Aprovechó para estar con sus hijas, disfrutar de su amigo Fran y dedicarse al teatro. La tele ha quedado en un segundo plano para él.