El Rey Juan Carlos I y la Reina Sofía

Juan Carlos y Sofía, mudos: Letizia confirma que sufre un problema de salud

Esta es la dolencia que sufre la reina

Juan Carlos y la reina madre Sofía acaban de descubrir que cambia las reglas de juego. Los reyes están muy preocupados por la salud de Letizia Ortiz. Y es que la reina consorte ha confirmado lo que muchos sabían. 

En las últimas horas se ha conocido que doña Letizia ha sido diagnosticada del Neuroma de Morton en su pie izquierdo. 

Juan Carlos y Sofía se enteran del problema de salud

Se trata de una afección que suelen padecer en su mayoría las mujeres. Esto se debe al uso de zapatos de tacón y estrechos. 

El Neuroma de Morton es un hinchamiento del nervio que existe entre el tercer y el cuarto dedo del pie, normalmente. Aunque también puede ocurrir en el segundo y el tercero. Esto puede causar crisis muy dolorosas que no se pueden prevenir. 

Foto de los zapatos blancos de la reina Letizia
Foto de los zapatos blancos de la reina Letizia | Europa Press

Esta dolencia provoca dolores agudos que pueden llegar a producir un entumecimiento de la zona afectada. El Neuroma aparece cuando se ejerce demasiada presión sobre la zona afectada, ya sea por la forma en que se camina, o bien por ejercicios de alto impacto.

Aunque, como mencionábamos, los zapatos de tacón también son una de las razones que favorece su diagnóstico. Y es que la nuera de Juan Carlos lleva calzando zapato alto desde hace años. Bien por protocolo por su posición, o por gusto. 

El Neuroma de Morton se puede operar. Sin embargo, los consejeros de salud de la reina le han desaconsejado llevar a cabo esta intervención.

En numerosas ocasiones no se tienen los resultados esperados y su situación podría empeorar. Y lo que es peor, el dolor no podría desaparecer. 

Foto de la reina Letizia luciendo el vestido a su llegada a los Premios Reina Letizia
Los reyes eméritos saben que Letizia sufre en silencio | Europa Press

En lugar de ello, lo que han recomendado a la monarca es recurrir al fisioterapia o al uso de plantillas personalizadas. Aunque la mejor opción sería que dejara de usar tacones tan altos como los que suele llevar. 

Esto choca con su labor como reina. Su norma general es vestir siempre formal y pocas veces se le permite ir con zapato plano.

Además de este Neuroma, su majestad la reina también padece otra patología. Se conoce que también fue diagnosticada de metatarsalgia crónica. Se trata de un dolor en la parte anterior del pie, en la planta.

Esto afecta al área localizada justo antes de los dedos, en concreto en el hueso metatarsiano. Y, como era de esperar, para abandonar este dolor lo aconsejable es dejar el uso habitual de zapatos de tacón. 

Juan Carlos no está pasando por su mejor momento

El rey Juan Carlos ha tenido que vivir el Día de la Hispanidad en la lejanía. Su majestad no ha podido acudir a esta celebración ya que no puede pisar España por sus asuntos judiciales. 

Sin embargo, sí pudo ir al funeral de la reina Isabel II de Inglaterra. Una de las pocas ocasiones en las que se ha dejado ver públicamente. Aunque no discurrió como el monarca esperaba. 

Juan Carlos había recibido la invitación al funeral por parte de la Familia Real. Todo parecía que era una bonita bienvenida en este efímero paso por la vida pública.

Juan Carlos saluda a Carlos III, de espaldas
Juan Carlos y Sofía, saludan afablemente a los nuevos reyes ingleses | Agencias

En cambio se encontró con otra situación. El Daily Mail aparecía con este titular "El deshonrado rey desafía a su gobierno y a su hijo". 

Para acudir a la cita real, al rey le asignaron ir en el mismo vehículo que el Presidente de Irlanda, Michael Higging. Un hombre de izquierdas y de origen humilde, nada más distinto que nuestro rey.

Pero el objetivo de Juan Carlos era el nuevo rey de Inglaterra, quien hizo todo lo posible por evitarle. Pero nuestra majestad no paró hasta poder intercambiar unas palabras con él. A ver si consiguía cambiar la opinión pública sobre su figura.