Montaje del rey emérito Juan Carlos y Letizia enfadados y mirándose

Juan Carlos y Letizia entierran el hacha al saber la causa de la muerte de Isabel II

Juan Carlos y Letizia llevan enfrentados muchos años

Juan Carlos y Letizia protagonizaban hace unos días una de las imágenes del año. El emérito y su nuera aparecían juntos en el entierro de la reina Isabel II. Con gesto tenso y con caras de pocos amigos, los dos protagonistas de la foto deseaban que aquel mal trago acabara lo antes posible.

Entre ellos no existe sintonía. El anterior inquilino de Zarzuela nunca aceptó a las parejas de sus hijos. Pero, sin lugar a dudas, la relación más viciada es la que mantenía con la periodista.

Letizia no tuvo un buen comienzo con su suegro

Desde el primer día, Juan Carlos sabía que no podía confiar en Letizia. No empezaron con buen pie, como demuestra que él ordenara investigarla antes de casarse con Felipe. Quería destapar todos los trapos sucios, pero en realidad no encontró nada sospechoso.

Muy a su pesar, volvieron a verse las caras hace unos días. Fue en el entierro de la reina británica. Con el paso del tiempo, en palacio se van conociendo más detalles de su fallecimiento.

Los funcionarios de los Registros Nacionales de Escocia han publicado la causa de dicha muerte. Se produjo el día 8 al mediodía.

Los reyes eméritos, Juan Carlos I y Sofía, sentados junto a los actuales reyes de España, Felipe VI y Letizia, en el funeral de Isabel II
Juan Carlos, al lado de Letizia en el funeral de la reina británica. | La 1

Los médicos de la corte comunicaron a la familia el delicado estado de la monarca. Durante las siguientes horas los miembros de la familia fueron desfilando hasta su residencia.

El parte de defunción recoge que el fallecimiento tuvo lugar a las 15:10. Hasta la fecha se desconocían las causas del mismo, pero se confirmó lo sospechado. Fue por "causas naturales" a consecuencia de la vejez, ya que contaba con 96 años.

La verdad tras la muerte que lo cambió todo

Tuvieron que transcurrir tres semanas para que se desvelara el motivo del deceso. En su momento, en Buckingham no quisieron aportar detalles sobre ello. Tan solo confirmar la muerte sin dar ningún tipo de información.

Juan Carlos estaba al tanto de todo lo que estaba ocurriendo con la salud de la reina. Desde su entorno también se habían encargado de notificárselo a Letizia y a Felipe. Cuando empezó a empeorar, sabían que aquello podía ser cuestión de horas.

Estuvo siendo atendida en su domicilio durante unas cuantas jornadas. Unos meses antes, Isabel II había reducido considerablemente la agenda de compromisos. Aseguraban que sufría problemas de movilidad que le impedían desplazarse con facilidad.

Durante 11 días se celebraron homenajes en Reino Unido en honor a la monarca. Hubo que aguardar hasta el 19 de septiembre para darle la despedida oficial, en donde se reunió toda la realeza europea.

Foto de la reina Letizia y el rey Felipe entrando en la iglesia para asistir al funeral de la reina Elizabeth II de Inglaterra
Letizia pasó un momento complicado en el funeral. | GTRES

El funeral de Estado tuvo lugar en la Abadía de Westminster, siendo enterrada en la capilla de San Jorge. Allí descansa junto a su esposo, el duque de Edimburgo.

Letizia no olvida todo lo que decía Juan Carlos

Letizia hizo todo lo posible por evitar la foto al lado de Juan Carlos, pero el protocolo mandaba. Hubiera preferido quedarse en Zarzuela, pero se trataba de un compromiso al que no podía faltar. Tarde o temprano, aquella imagen iba a producirse.

Aseguran que el emérito no la quería por plebeya, divorciada y periodista. Se sabe que se refería a ella como la nieta del taxista y en su círculo más próximo la llamaban 'la jolines'. Estaba encantado cada vez que la desacreditaban y la ridiculizaban.

Pero el momento más tenso entre ellos se produjo cuando la reina mantuvo un rifirrafe en Palma con su suegra. El emérito le pidió a su hijo que se divorciara "de una vez". Aquella escena provocó mucho revuelo, y fue aprovechado para cargar aún más contra la asturiana.

El exilio de Juan Carlos no ha cambiado para nada la relación. Sus amigos responsabilizan a Letizia y a Felipe de la caída de popularidad del marido de Sofía. Les culpan de que no pueda regresar a España con los suyos.