Primer plano de Isabel Preysler mirando a cámara seria

Isabel Preysler, preocupada por su hija Ana al descubrir que la relación no es sana

Isabel Preysler centra su atención en su hija Ana Boyer

Isabel Preysler y su familia no están pasando por el mejor momento. Los medios de comunicación, las redes sociales y la audiencia no dejan de hablar de lo ocurrido entre Tamara Falcó e Iñigo Onieva. Todos hablan sobre ello.

Justo esta penúltima semana de septiembre la marquesa de Griñón hacía público su esperado y deseado compromiso. Ya sonaban campanas de boda cuando justo al día siguiente se publicaba un vídeo de su prometido besándose con otra. Todo digno de una telenovela.

Y ya nadie para de hablar de ello. El cuento de hadas que tanto había soñado Tamara se ha truncado. Ya solo le queda el apoyo de su familia.

Foto de Tamara Falcó en su fiesta de cumpleaños junto a su madre, Isabel Preysler, y su hermana Ana
isabel Preysler, Tamara Falcó y Ana Boyer unidas en medio de la tormenta | Europa Press

Las Preysler se mantienen más unidas que nunca

Isabel Preysler se ha convertido en el pilar fundamental de su pequeña. Aunque junto a ella, Ana Boyer, la hija de la socialité con Miguel Boyer, también se ha trasladado hasta Madrid. Y es que la unión hace la fuerza.

Fuerza, que desde luego, necesita a 'borbotones' Tamara. Nada parece animar a la marquesa, ni los cuidados de Isabel Preysler ni los consejos de su hermana. Así que el panorama no puede ser peor.

Ana Boyer se encuentra muy preocupada por el estado de su hermana. Todo indicaba que la relación que mantenía junto a Iñigo Onieva no era sana. No solo por los vídeos que están saliendo a la luz, sino también por rumores que llevan rodeando a la pareja desde hace tiempo.

Isabel Preysler se encuentra en estado de alerta. Toda su atención y toda su energía está concentrada ahora en sus niñas. Ana ha movilizado tierra y aire para llegar hasta Madrid y el motivo no es para menos. 

Isabel Preysler, seria y cabizbaja dentro de un coche
Isabel Preysler, muy preocupada por sus hijas | GTRES

Todas con Tamara

Tal y como se estaba comentado en medios, Tamara Falcó se movió hasta la casa de Isabel Preysler para reponerse de este golpe. Pero no solo ella se ha instalado en la casa.

Tan pronto como se enteró Ana Boyer, se cogió un avión desde Catar con destino Madrid. La que es mujer de Fernando Verdasco no podía quedarse tranquila en su casa mientras veía todo lo que ocurría en España.

Isabel Preysler tiene reunida a su familia en casa, se podría decir. Que más que una reunión, parece una casa de operaciones. 

Y es que la socialité ya 'movió hilos' para que Iñigo Onieva se pronunciase públicamente para pedir perdón por su reprochable actitud. Y así hizo el que iba a ser el marido de la ganadora de MasterChef Celebrity 4. 

Imagen del post de Tamara Falcó anunciando su boda con Iñigo Onieva
Post de Tamara Falcó de la pedida de matrimonio | Instagram

"En los vídeos difundidos aparezco en una actitud inaceptable, de la cual estoy absolutamente arrepentido y destrozado por ello", publicaba.

"Pido disculpas por no haber sido honesto y pido perdón a Tamara y a su familia públicamente", decía el empresario y el que iba a ser yerno de Isabel Preysler.

Iñigo seguiría completamente enamorado de Tamara, aún habiendo aparecido besándose con una chica en el festival Burning Man en Estados Unidos. 

Aunque la marquesa ya ha borrado la foto de compromiso de su Instagram y ambos se han dejado de seguir en esta red social. Sin ningún comunicado oficial, ya se puede decir que la relación se ha acabado.

Así también lo comenta la periodista Beatriz Cortázar: "La relación está completamente rota y no hay marcha atrás. Tamara nunca ha sido una mujer consentidora y ya no pasa ni una". Así lo comentaba en el programa Ya es verano.

Los colaboradores del programa indican que podría haber más vídeos de Iñigo que podrían salir a la luz... Por ahora, toda la atención está puesta en casa de Isabel Preysler.