Primer plano de Isabel Preysler mirando a cámara seria

Isabel Preysler le pilla con otra y Vargas Llosa asume que ha llegado el final

Isabel Preysler y su novio están al tanto de lo sucedido

Isabel Preysler está atravesando un momento muy delicado porque su hija no está bien, acaba de darse cuenta de la triste realidad. La reina de corazones se está refugiando en Vargas Llosa, quien no se ha separado de ella durante la crisis. Lleva un tiempo en el centro de la polémica y se ha dado cuenta de que no puede hacer nada para evitar el revuelo.

Isabel Preysler debe mantener su imagen pública porque colabora con empresas importantes y no puede correr riesgos innecesarios. Su nombre lleva un tiempo en el punto de mira, concretamente desde que la viuda de su exmarido pasó a la acción. Esther Doña ha roto con su prometido y él ya se ha dejado ver en buena compañía, parece que tiene una nueva ilusión.

Mario Vargas Llosa e Isabel Preylser
Isabel Preysler cuenta con el apoyo de su entorno | GTRES

Isabel ha visto a Santiago Pedraz con otra y Vargas Llosa ha respirado tranquilo porque se ha dado cuenta de que ha llegado el fin. El escritor sabe que su novia podrá estar relajada durante un tiempo, pues Esther Doña no tardará en quedar en el olvido. Santiago supuestamente ha encontrado el amor en brazos de una mujer rubia que nadie conoce todavía.

Isabel está cansada de dar explicaciones en privado y sabe que cuando reaparezca tendrá que hacer lo mismo delante de las cámaras. Por eso ha tomado una decisión: retrasar el momento lo máximo posible, no tiene ganas de defenderse. Sus amigos han dejado claro que ella no tiene nada que ver en lo que ha sucedido, por eso no es justo señalarla.

Preysler tendría mucho que contar sobre la vida de Esther Doña, pues fue madrastra de su hija Tamara durante muchos años. Sin embargo, Santiago Pedraz ya le ha sustituido, así que su nombre quedará en el olvido más pronto que tarde, al menos una temporada. La novia de Vargas Llosa está deseando que pase la tormenta, teme que lo que está pasando pueda perjudicarle.

Isabel Preysler siempre tuvo serias sospechas

Isabel ha visto al ex de Esther con otra y se ha dado cuenta de que ya tiene una polémica menos encima de la mesa. Ahora le queda el asunto que realmente le preocupa: la ruptura sentimental de Tamara Falcó, quien sigue asimilando la situación. La marquesa de Griñón promete que nunca había desconfiado de su novio, pero su madre no puede decir lo mismo.

Tamara Falcó e Isabel Preysler
Isabel Preysler quiere proteger a su hija | GTRES

Preysler siempre puso en duda a Íñigo Onieva, fue una de las primeras en darse cuenta de que sus intenciones no eran sinceras. El entorno de Tamara cree que el empresario estaba enamorado de verdad, pero no supo demostrarlo a tiempo. Supuestamente le ha sido infiel en varias ocasiones, pero nadie esperaba que el público se enterase.

Vargas Llosa también tiene mucho que decir, pues compartió mucho tiempo con Íñigo y Tamara. Pero él no es amigo de la prensa del corazón y prefiere guardar silencio hasta que pase la expectación. Considera que lo mejor que puede hacer es retirarse, por eso nadie sabe dónde se encuentra exactamente.

Isabel Preysler se refugia en su casa de Madrid

Isabel sabe que no hay mejor lugar para esconderse que su vivienda de Madrid, situada en una de las zonas más caras de la capital. La prensa sabe perfectamente dónde está el domicilio, pero no puede acceder cualquiera hasta la puerta principal. La reina de corazones está tranquila porque sabe que no hablará hasta que no se sienta preparada.

Preysler hará lo posible para que su hija supere el desengaño, de momento ha decidido que lo mejor es que vuelvan a vivir juntas. Tamara compartía un ático de lujo en el centro de Madrid con su exnovio, pero ahora se ha mudado a la casa familiar. También se ha comprado una vivienda de diseño en Pozuelo, aunque nadie sabe cuándo se instalará allí.