Isabel Pantoja con el rostro serio

Isabel Pantoja toma una decisión drástica tras el ictus de Kiko Rivera

Isabel Pantoja está muy preocupada y ha pasado a la acción

Isabel Pantoja cambió de vida hace dos años, justo cuando Kiko Rivera se sentó en un plató de televisión a contar sus secretos más privados. El futuro de la cantante dio un giro de 180 grados y tomó una decisión: apartarse para siempre de su hijo. Desde entonces han hecho varios intentos por reconciliarse y ninguno ha sido el definitivo, pero ahora todo ha cambiado.

Isabel Pantoja, según ha contado el periodista Antonio Rossi en El Programa de Ana Rosa, ha salido de su formidable vivienda protegida. Hace un tiempo decidió aislarse en Cantora, la finca que heredó de su marido Paco, y desde entonces no ha salido. Llevaba mucho tiempo ingresada, pero cuando ha descubierto lo que pasaba no ha tardado en pasar a la acción.

Foto de madre e hijo
Isabel Pantoja y Kiko Rivera estuvieron muy unidos | Mediaset

Isabel ha cogido su mejor vehículo y se ha desplazado hasta Sevilla para visitar a Kiko Rivera en el hospital y descubrir el diagnóstico. Varios medios aseguran que la situación es grave y muy preocupante, pero la familia todavía no se ha pronunciado. Hay que esperar, aunque la revista Lecturas, publicación de confianza del DJ, ya habla de la palabra “ictus”.

Isabel siempre ha adorado a su hijo, fue su gran apoyo después de la muerte de Paquirrri, por eso estaba tan dolida con él. Pero ahora nada de eso importa, se ha dado cuenta de que lo único importante es estar a su lado y favorecer la recuperación. Le espera un largo camino por recorrer, de hecho los médicos todavía no han encontrado un buen tratamiento.

Kiko Rivera debe sentirse orgulloso, pues su madre ha olvidado el pasado y ha viajado hasta Sevilla solamente para estar con él. Irene Rosales tampoco se separa de su marido, así que todo hace pensar que se ha reencontrado con Pantoja. Supuestamente la tonadillera no tiene un buen concepto de ella, siente que está detrás de demasiados movimientos.

Isabel Pantoja ha roto su norma de oro

Isabel tiene miedo de salir a la calle, sabe que los periodistas están deseando encontrarse con ella. No quiere responder a ninguna pregunta incómoda, así que ha evitado dar la cara durante mucho tiempo. Sin embargo, lo último que ha pasado es lo suficientemente grave como para dejar a un lado sus temores personales.

Kiko rivera con gafas, la barba desaliñada, la cabeza ladeada y una sonrisa triste
Isabel Pantoja sigue asimilando lo que ha pasado | Instagram

Pantoja ha recibido una llamada, todavía indeterminada, de alguien que le ha contado lo que le estaba pasando a Kiko. No ha tardado en avisar a su hermano Agustín y en coger un coche para trasladarse hasta el lugar de los hechos. Cuando ha llegado allí ha confirmado los peores presagios: la situación es más preocupante de lo que parece.

Kiko Rivera ha tardado demasiado tiempo en recuperar a su madre, todos los intentos que había hecho habían caído en saco roto. Pero no hay mal que por bien no venga, así que pronto podrá abrazar a la tonadillera y olvidar los errores. Según han contado en Telecinco, ambos están dispuestos a pasar página y esto les podría haber empujado a dar el paso.

Isabel Pantoja también ha necesitado ayuda

Isabel ha atravesado una etapa bastante delicada, de hecho varios periodistas han insinuado que tenía depresión. Su propia hija ha argumentado en este sentido en bastantes ocasiones, pero ahora nada de eso importa. Para ella lo fundamental es que el DJ se recupere y supere el bache cuanto antes.

Pantoja llevaba mucho tiempo sin ver a sus nietas, quizá haya aprovechado la ocasión para hacerles una visita. De momento no se ha pronunciado, pero cabe la posibilidad de que emita un pequeño comunicado. Ahora su situación mediática es más cómoda y podría aprovechar la oportunidad para recuperar su buena reputación.