Primer plano de Irene Rosales llorando en un plató de televisión

Irene Rosales, señalada por lo que hizo mientras moría Bernardo Pantoja

Irene Rosales ha preferido apoyar a su prima desde la distancia

Irene Rosales está de plena actualidad y lo cierto es que los comentarios que circulan sobre ella no son del todo positivos. Bernardo Pantoja ha muerto en Sevilla, en un hospital cercano a su domicilio, y no se ha acercado al dar el pésame a Anabel. La influencer siempre ha estado con ella, por eso nadie entiende que no haya contado con su abrazo.

Irene Rosales, según cuentan en Telecinco, se ha limitado a apoyar a Anabel en la distancia, pero para muchos no es suficiente. La colaboradora siempre ha dado la cara por toda su familia y ahora no es justo que tenga que afrontar sola este bache. Es posible que Rosales no haya ido al tanatorio para evitar coincidir con su suegra, pero eso no es excusa.

Montaje de fotos de primer plano de Anabel Pantoja llorando y su padre, Bernardo Pantoja
Irene Rosales apenas tuvo contacto con Bernardo Pantoja | La Noticia Digital

Irene sabe que su marido habló con determinadas personas para descubrir cuándo iba a llegar Isabel. Aprovechó que la tonadillera todavía estaba lejos del tanatorio y se acercó a despedirse de Bernardo, pero Rosales no hizo lo mismo. Mientras el padre de Anabel moría ella se ha dedicado a cuidar de sus hijas para que Kiko Rivera pudiera actuar con libertad.

Irene ha tomado una decisión: proteger a su familia e intentar que Kiko pueda desplazarse al velatorio sin problema. Están criticando mucho que se haya puesto la excusa de sus hijas, entre otras cosas porque Bernardo falleció un día lectivo. Las niñas estaban en el colegio cuando pasó todo, así que la sevillana podría haberse desplazado hasta el tanatorio.

Rosales era un rostro muy aplaudido, la cara más amable de la familia Pantoja, pero todo cambió de un momento a otro. Su cuñada Isa destapó su lado menos conocido y el público dejó de aplaudir todos sus movimientos. Por eso abandonó la televisión y apenas concede entrevistas, aunque sería bueno que diera explicaciones cuanto antes.

Irene Rosales ha fallado en dos ocasiones

Irene no ha estado con Anabel durante la muerte de Bernardo Pantoja, se ha limitado a hacer otras tareas que consideraba más importantes. El problema es que no es la primera vez que falla a la colaboradora, también hizo lo mismo en su boda. Se fue de La Graciosa, isla donde se celebrara el evento, para estar en Sevilla con Kiko, que en ese momento necesitaba ayuda.

Irene Rosales con el pelo algo recogido y el micrófono puesto
Irene Rosales está siendo muy criticada | Gtres

Rosales aseguró que hizo lo que debía, no tenía otra opción, a pesar de que sabía que su postura era dolorosa. Pero ahora no tiene excusa, dice que estaba cuidando a sus niñas, pero justo cuando murió el tío de su marido estaban en el colegio. Lo que ha hecho, según los defensores de Anabel, ha sido una alta traición, una traición que ella no debería perdonar.

Bernardo Pantoja tenía muy buena relación con Kiko, sobre todo cuando el DJ era pequeño y vivía cerca de él. No dudó en ir a darle un último adiós, a pesar de que antes llamó para asegurarse de que no iba a estar Agustín. El otro hermano de Isabel es íntimo rival de Rivera, quien le acusa de estar aprovechándose de la fama de la cantante.

Irene Rosales, rota: ha perdido el apoyo de todos

Irene estaba muy tranquila cuando trabajaba en televisión por dos motivos: era un rostro respetado y contaba con el apoyo de Emma García. La presentadora estuvo con ella en todo momento y le ayudó a brillar, pero ahora todo eso es pasado. Son pocos los que se atreven a dar la cara por Rosales, sus pasos cada vez son más criticados.

Bernardo se estaba muriendo y Anabel estaba sola en el hospital, ni siquiera su novio pudo estar a su lado. Solamente contó con el apoyo de su madre Merchi, cuyo comportamiento ha sido impecable. Ha atendido a los medios y ha ayudado a su hija, ha hecho todo lo que debía hacer.