Irene Rosales con el micrófono en un plató de Telecinco

Irene Rosales sabe que el embarazo será duro porque él ha dejado de querer al bebé

Irene Rosales comprende el mal momento de su familia

Irene Rosales se ha propuesto estar lejos de la televisión y lo ha conseguido, pero la paz no durará demasiado tiempo. Los Pantoja tienen nuevos problemas y en esta ocasión son más complicados que en otras ocasiones. Afectan a uno de los miembros más mediáticos del clan: Anabel, la sobrina de Isabel que empezó siendo un rostro secundario.

Irene Rosales creía que su prima política estaba completamente enamorada de Omar Sánchez, pero la realidad era muy diferente. Según el deportista, estaban intentando tener hijos y ahora se alegra de que la influencer no llegara hasta el final. Anabel desea ser madre, pero ha elegido a Yulen Pereira para que sea el papá de la criatura, gesto que complicará el embarazo.

Montaje de fotos de Anabel Pantoja llorando y su expareja, Omar Sánchez, serio
Irene Rosales está al tanto de los nuevos problemas | La Noticia Digital

Irene, gracias a las declaraciones que ha dado Omar en Pesadilla en el Paraíso, sabe que el surfista ha dejado de querer al bebé. “No nos pudimos arriesgar a ser padres porque ella estaba de aquí para allá y al final eso te hace alejarte más”, empieza diciendo. Pero lo más fuerte es lo que ha contado después: “Menos mal que no tuvimos un hijo”.

Irene tiene claro que el canario no quiere ser amigo de Anabel, acaban de separarse y todavía tienen que pasar muchas cosas. Él no busca ninguna guerra, pero tampoco le va a poner fácil la situación porque se siente traicionado y humillado. La colaboradora no quería tener un niño a su lado, pero sí quiere dar el paso con su nuevo novio y Sánchez está molesto.

Rosales conoce mejor que nadie cómo funciona el mundo del espectáculo y tiene claro que se avecina tormenta, pero ella está a salvo. Hace mucho tiempo que no participa en el negocio, así que nadie le puede pedir que tome partido por uno de los dos bandos. Sin embargo, su marido sí ha hablado del tema en la portada de Lecturas, gesto que complica la tranquilidad familiar.

Irene Rosales, muda al escuchar lo último

Irene se ha puesto a salvo, es consciente de que se acerca una nueva guerra y no quiere salir perjudicada. Tiene claro que el concursante de Pesadilla en el Paraíso hará que el embarazo de Anabel, cuando decida dar el paso, sea complicado. “Llevarme bien con ella es como raro, estábamos el año pasado casándonos y ahora ni sentimientos ni nada”.

Omar ya no quiere al futuro bebé de su exmujer, quien está dispuesta a dar el paso al lado de otro hombre. Todo hace pensar que se avecina un problema que no tendrá buen final.

Montaje con los dos personajes
Irene Rosales siempre estará cerca de su esposo | La Noticia Digital

Rosales entiende perfectamente que la sevillana no quiera regresar a Telecinco, pues deberá dar demasiadas explicaciones. Ella hizo lo mismo: trabajaba en Viva la Vida y cuando la situación se enturbió decidió retirarse para centrarse en sus redes. La antigua tertuliana de Emma García vive gracias a su talento en Instagram, ella también recomienda productos.

La mujer de Kiko Rivera es consciente de que el DJ vuelve a ser amigo de su prima, gesto que aportará paz en la familia. Kiko ha desvelado en Lecturas que ha tenido un acercamiento con su madre gracias a Anabel. La sobrina de la tonadillera ha intentado mediar, pues considera absurdo que dos personas que se quieren tanto no se hablen.

Irene Rosales tiene clara su decisión

Irene ha recibido muchas ofertas para regresar a Telecinco, pero sabe que lo más acertado es ser prudente y mantenerse al margen. Por el momento no volverá a ser colaboradora, aunque no habría que descartar esta opción en un futuro. Emma García, su presentadora preferida, estrena un nuevo programa y es posible que intente trabajar con ella.

Rosales sabe qué es lo único que puede hacer en esta situación: ser discreta y estar al lado de su esposo. Juntos son más fuertes y sus rivales lo saben, por eso han dejado de poner en duda el matrimonio. El paparazzi Pablo González insiste en que no hay amor, pero cada vez hay menos espectadores que confían en esta versión.