Primer plano de Irene Rosales llorando en un plató de televisión

Irene Rosales explica cómo ha cambiado la cara de Kiko Rivera tras el ictus

Irene Rosales da todos los detalles

Irene Rosales no ha tenido ningún problema en contar lo mucho que ha cambiado la vida de Kiko Rivera tras sufrir el ictus. Y es que, la excolaboradora de televisión es consciente de que el estado físico y mental de su marido puede que ya no sea el mismo que antes. 

El pasado viernes 21 de octubre, el programa Fiesta anunció que el DJ había sufrido "un grave problema de salud". Y, aunque en ese momento no se dieron más detalles, sí confirmaron que "se encuentra ingresado en el Hospital Virgen de Rocío de Sevilla". 

Montaje con las caras en primer plano de Irene Rosales y Kiko Rivera
Irene Rosales está muy preocupada por el padre de sus hijas | La noticia digital

El marido de Irene Rosales acudió a urgencias de dicho centro médico porque comenzó a sufrir unos fuertes dolores de cabeza. Pero, lo que menos se imaginaba es que su vida iba a dar un giro de 180 grados.

Después de cuatro días, y de conseguir pasar las primeras 24 horas sin problema, el televisivo ha recibido el alta médica y ya se encuentra en casa para intentar recuperarse lo antes posible junto a sus seres queridos. 

Ahora, Irene Rosales ha hablado con algunos de los periodistas que se encontraban a las puertas del hospital y les ha contado cuáles son las secuelas que su marido podría tener después de este desafortunado contratiempo. 

Irene Rosales sabe que ya nada va a ser como antes

Irene Rosales es consciente de que, a partir de ahora, la vida de su marido va a cambiar radicalmente. Y es que, tras sufrir un ictus, son varias las secuelas que tanto su físico como su cerebro pueden experimentar. 

Hay que recordar que un ictus se produce por la obstrucción del flujo sanguíneo en una arteria. Dicha obstrucción origina una disminución del riego sanguíneo en esa parte del cerebro. Por eso, en la mayoría de los casos se trata de infartos cerebrales.

Kiko Rivera saliendo del hospital
Kiko Rivera ha recibido el alta hospitalaria | GTRES

Y, aunque todavía la familia de Kiko no ha dado más detalles sobre su estado de salud, ya se sabe que el marido de Irene Rosales ha sufrido una parálisis facial. Pero todo apunta a que no es la única complicación que ha experimentado durante los primeros días. 

Además de no poder mover la mitad de su rostro, el exsuperviviente "necesita ayuda para realizar las actividades de la vida diaria, como andar, comer o asearse", tal y como ha trascendido a los medios de comunicación de nuestro país. 

En el campo de lo neuronal, el hermano de Isa Pantoja también puede sufrir heridas psicológicas que necesiten tratamiento. 

Y, aunque Irene Rosales y el resto de la familia esperan que Kiko se recupere totalmente, lo cierto es que, en ocasiones, los pacientes pueden quedarse con una discapacidad secundaria que afecte al movimiento, la coordinación o el control de su cuerpo. 

El marido de Irene Rosales hace una dura reflexión

Este lunes 24 de octubre, el marido de Irene Rosales ha acudido a sus redes sociales para compartir con todos sus seguidores cómo está viviendo él sus primeras horas fuera de peligro. 

"Hoy estoy más triste. Empiezo a asimilar lo que me ha ocurrido y, aunque voy mejorando, no puedo dejar de estar triste", ha comenzado relatando el DJ en su cuenta oficial de Instagram. 

Primer plano de Kiko Rivera
El DJ comparte sus primeras reflexiones | GTRES

Junto a una fotografía en la que no muestra su rostro, la pareja sentimental de Irene Rosales ha querido agradecer todo el cariño que ha recibido en estos días. 

"Es cierto que he sentido el cariño de muchos, incluso de gente que no me esperaba, para ellos un fuerte abrazo. He tenido y tengo mucho tiempo para pensar y mi vida ya no volverá a ser la misma", ha confesado el artista. 

"Para darle un poco de humor (aunque sin muchas ganas) he vuelto a nacer y va y me toca la misma cara de siempre", ha bromeado el marido de Irene Rosales, antes de lamentar "no poder estar más activo en redes".