Irene Rosales seria de perfil

Irene Rosales asume que la crisis no tiene solución y señala a dos mujeres

Irene Rosales es consciente de la situación familiar por la que están pasando

Irene Rosales es consciente de que las cosas nunca van a volver a ser lo de antes y tiene claro que hay dos mujeres que empeoran la situación. 

Desde que el pasado viernes, 21 de octubre, Kiko Rivera tuvo que ser ingresado en la UCI del Hospital Virgen de Rocío de Sevilla tras sufrir un ictus, esta familia ha vuelto a convertirse en el centro de todas las miradas. 

Foto de la pareja
Irene Rosales está muy pendiente del DJ tras haber sufrido un ictus | GTRES

Y es que, la posible visita de Isabel Pantoja y su hija ha creado una gran expectación. No es ningún secreto para nadie la mala relación que mantiene, a día de hoy, el marido de Irene Rosales con su familia. 

Por eso, todos los medios de comunicación de nuestro país están las 24 horas muy pendientes de lo que sucede alrededor de este conocido clan. Tras ponerse fuera de peligro, fue la propia colaboradora de televisión la que quiso despejar todas las dudas de la prensa.

"Le he dicho a Isabel que no se puede entrar, cuando esté en planta, es su hijo y tiene que estar aquí. Por supuesto que va a estar al lado de Kiko, eso seguro", aseguró Irene Rosales a última hora de la tarde del viernes.

Aunque, al día siguiente, las cosas cambiaron mucho. "Kiko necesita toda la tranquilidad del mundo, en cuanto a visitas y tranquilidad emocional. Es cierto que con su madre no tenía una relación muy normal, entonces, emocionalmente, le puede alterar verla en estas condiciones", explicó la televisiva.

Ahora, y ya desde su casa, el marido de Irene Rosales ha estallado como nunca y ha asegurado que la relación con su madre y su hermana no está pasando por uno de sus mejores momentos. 

El marido de Irene Rosales vuelve a la carga

Irene Rosales se ha quedado sin palabras al ver la última publicación que ha compartido Kiko Rivera en sus redes sociales. Y es que, a pesar de que se encuentra en la primera etapa de su recuperación, el DJ no se lo ha pensado dos veces a la hora de pedir públicamente que le dejen en paz. 

Además, ha aprovechado una vez más para poner distancian con su madre y su hermana. Este martes, 25 de octubre, el televisivo ha acudido a su cuenta de Instagram para hacer una importante petición. 

Primer plano de Kiko Rivera
Kiko Rivera pide que le dejen en paz | GTRES

Todo apunta a que desde que recibió el alta hospitalaria, los medios de comunicación españoles se han agolpado a las puertas de su casa en busca de la foto perfecta de Isabel Pantoja entrando en el domicilio. 

"Manda narices que tenga yo que estar dando explicaciones de quién entra o no entra en mi casa. Por favor, déjenme descansar y recuperarme", ha empezado pidiendo la pareja sentimental de Irene Rosales

"Todavía me funciona la cabeza para tomar decisiones, no inventen ni hagan daño después de una situación tan delicada como la que acabo de pasar. Solo soy una persona a la cual le ha dado un ictus. Respétenme y déjenme recuperarme".

A continuación, el exgran hermano ha aprovechado la ocasión para pedirle a la prensa que le dejen tranquilo para poder empezar con su rehabilitación lo antes posible. "Váyanse de mi casa, que pueda salir a dar un paseo, como me ha mandado el doctor".

Además, ha asegurado que su "madre no va a venir, y mi hermana muchísimo menos, así que déjenme recuperarme, os lo pido por favor".

Irene Rosales se queda a cuadros tras las declaraciones de Isa

Este lunes, 24 de octubre, la cuñada de Irene Rosales se sentó en el plató de El programa de AR para contar cómo se encuentra su hermano y explicar cómo se enteró del ictus del DJ.

Muy enfadada, Isa Pantoja aseguró que la mujer de Kiko no le avisó de lo que le acababa de ocurrir al músico y que se enteró a través de terceras personas. 

Montaje de fotos de primer plano de Isa Pantoja e Irene Rosales
Isa Pantoja está muy enfadada con Irene Rosales | La Noticia Digital

"Esto pasa a las tres de la madrugada y me entero a las 09:50 horas porque me lo dice un amigo mío. Con quien hablo para que me confirme el ictus es otra persona, no es Irene Rosales".

Y, aunque en un principio la influencer aseguró que no había podido ver ni hablar con él directamente, lo cierto es que finalmente decidió hacerle una visita. 

"No me arrepiento de haber ido, lo siento así y ya está. No entiendo por qué se nos dice que mejor no ir a verle porque se altera, pero allí no paran de ir amigos a hacerse fotos".