Primer plano de Karlos Arguiñano serio

Los hijos de Karlos Arguiñano se cansan y reconocen el rumor sobre su padre

El popular cocinero siempre se ha caracterizado por su ácido humor

Sin duda alguna Karlos Arguiñano es uno de los rostros de la televisión más emblemáticos. Desde hace décadas, el popular cocinero se cuela en millones de hogares para demostrar sus grandes dotes culinarias. El guipuzcoano siempre se ha caracterizado por sus comentarios ingeniosos y su gran sentido del humor. 

En más de una ocasión sus cómicos chascarrillos lo han convertido en viral en las redes sociales. El popular presentador tampoco duda en dar su opinión sobre temas polémicos. Sus últimas palabras han tenido una gran repercusión en Twitter y los usuarios no han dudado en señalarlo.

Karlos Arguiñano desata la polémica en redes

La nueva temporada del programa del cocinero ha arrancado con fuerza en Antena 3. Cocina Abierta se ha instaurado como uno de los programas de referencia en cuanto a recetas de comida. No existe otro cocinero con tanto tirón mediático como él. 

Karlos Arguiñano
Karlos Arguiñano en el centro de la polémica por sus comentarios | GTRES

Pero es que Karlos cuenta con una personalidad arrolladora que ha sido, en gran parte, lo que lo ha catapultado al éxito. Siempre se ha desenvuelto como pez en el agua en su programa. Y sus comentarios han logrado ganarse el cariño de la audiencia. 

Pero a veces, su osadía y el hecho de no tener miedo a 'meterse en el fango' le ha supuesto algún malentendido que otro. En uno de sus más recientes programas, el cocinero se aventuraba a hablar sobre la situación política de Brasil. Y sus comentarios han traído bastante cola.

"Parecía que Lula iba a ganar, el de izquierdas, pero la derecha está potente", comenzaba el cocinero. De esta manera, Karlos abría un polémico debate que no sabía lo que desencadenaría en redes.

Karlos se mostró muy crítico con el actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro: "Este que decía que, cuando la pandemia, que la gente no se vacunara. ¿Sabéis los que le han votado a ese? 51 millones. Yo flipo. No sé quién será más fenómeno de los dos, pero este un fenómeno", sentenciaba el popular cocinero.

Y continuó su crítica para finalmente dar por concluido el tema: "Decía que no había que vacunarse. Hay cada jefe por ahí, ¿verdad? Nosotros a lo nuestro a comer rico, que hay cada atocinao por ahí que vamos", zanjaba el tema para volver a la receta que estaba elaborando.

Karlos Arguiñano, padre de 7 hijos

Aunque el cocinero siempre comparte recuerdos y experiencias en sus programas, rara vez habla de su vida personal. Para eso el presentador es muy hermético y poco se sabe sobre su vida privada. 

Karlos puede presumir de tener una familia más que extensa. El cocinero tiene 7 hijos: Eneko, Zigor, Karlos, Martín, Joseba, Amaia y María. 

Gran parte de sus hijos han heredado también la pasión por el mundo gastronómico.

Eneko y Zigor son la mano derecha de Karlos, ya que son los encargados de dirigir el restaurante del hotel que fundó su padre hace décadas en el País Vasco.

Karlos Arguiñano junto a sus hermanas
Karlos Arguiñano tiene una gran relación con sus hermanas | LND

Además, su hijo Martín también está dentro de la dirección del hotel. Él es el encargado de gestionar la parte administrativa. Hace un par de años confesaba para una publicación el buen ambiente de trabajo que hay en la familia.

Siempre han demostrado tener una gran unión familiar, y no cabe duda de que Karlos es el pilar fundamental sobre el que se sostiene todo. Ellos saben que su padre es un personaje muy popular y querido por el público. También son conocedores de que a veces los ácidos comentarios de su padre pueden levantar alguna que otra polémica.

Hace un par de semanas, sin ir más lejos, Karlos tuvo que pedir disculpas por un chiste fuera de lugar sobre Isabel II: "Oye, y qué me decís de la reina. Ha viajado más de muerta que nosotros de vacaciones", comentaba.

Y los usuarios fueron muy críticos con el comentario. Sin embargo, sus hijos saben que es la personalidad de su padre y que no lo hace con maldad, como muchos otros piensan.