Enrique Ponce primer plano de su cara

Las hijas de Enrique Ponce deciden con quién quieren vivir para dejar de pasarlo mal

Ponce se lo estaría pasando en grande

Enrique Ponce está plenamente integrado en la vida de su novia. Se puede decir que ha encajado a la perfección en la familia de Ana Soria. Hasta la fecha se sabía que mantenía una relación muy estrecha con su suegro, pero hay otros miembros con los que se lleva estupendamente.

Por lo que se puede apreciar en las últimas imágenes que compartieron en redes sociales, entre ellos hay mucha química. Pese a la diferencia de edad se lo pasan en grande. Con motivo del día de la Hispanidad posaron juntos en un barco.

Ponce y el chico aparecen con la bandera de España, mientras se les ve bromear y disfrutar de la situación. El buen talante y la forma de ser del torero le ha permitido entrar con buen pie en el hogar de los almerienses. Pese a llevar solo un par de años saliendo con la estudiante de Derecho, ya le consideran uno más de la familia.

Enrique Ponce, muy unido a su chica

Hace todo lo posible por contentar a su chica. Sabe que resulta muy importante para ella que se integre en su entorno. Sobre todo con su padre y su hermano, a los que siempre ha estado muy unida.

Se considera una joven muy familiar, que ha estado muy pendiente de los suyos en todo momento. Tiene tal apego a su tierra, que una vez que finalice su carrera continuará viviendo en Almería, donde tiene a sus seres queridos. Además, cuenta con el visto bueno del ex de Paloma Cuevas, que se encuentra muy cómodo en esta tierra.

Enrique Ponce y Ana Soria sonrientes en un barco
Enrique Ponce está encantado al lado de su novia. | Europa Press

De hecho, ya habrían adquirido una casa en una urbanización de lujo con vistas al futuro. Allí quieren instalar su nidito de amor.

Enrique Ponce, no obstante, echa mucho de menos a sus hijas. Con el tiempo ha tratado de que no se perdiera el contacto con ellas. En cualquier caso, la situación no resulta nada sencilla para las menores.

Nunca han visto con agrado que el diestro abandonara a su madre para irse con otra mujer mucho más joven. Tratan de asimilar todavía todo lo acontecido. De hecho, varios medios recogen que Ana Soria aún no las conocería.

Es algo que le preocupa y que tiene pendiente de solucionar el valenciano. Mientras tanto, las jóvenes viven con su madre, convirtiéndose en su mayor apoyo en este tiempo.

Eso sí, también observan con cierta envidia la nueva vida de su padre. Parece que se lo pasa en grande en su nuevo retiro, alejado de los toros y más centrado en su relación sentimental. Trata de aprovechar el tiempo al lado de Ana y de su familia, afianzando aún más los lazos que les unen.

Enrique Ponce disfruta de un plan muy entretenido

Enrique Ponce era el gran protagonista en la última publicación de su novia en Instagram. Compartió la imagen del torero con su hermano con motivo del 12 de octubre. "Qué bonita la tierra sobre la que mecieron nuestra cuna y todas sus personas, feliz día de la Hispanidad", escribió ella.

Trata de recuperar su actividad en las redes sociales, aunque con una serie de restricciones. Decidió limitar el número de comentarios por post, lo que impide que todos puedan ofrecer su opinión.

Enrique Ponce y Ana Soria sonrientes en la calle
Ana Soria está muy unida a Ponce. | Instagram: cfans_ana

Aunque solo cuenta con cinco publicaciones, la mayoría de ellas se encuentran dedicadas a su gente. En una de ellas aparece con su hermano sonriendo y dejando entrever que no hay mejor planazo que disfrutar del mar en familia.

Enrique Ponce posiblemente también se haya aficionado a estas disciplinas acuáticas. De esta manera sacaría su vertiente más aventurera y que era desconocida para muchos.