Letizia Ortiz seria  primer plano

El exmarido de Letizia Ortiz envía un mensaje que asusta a la princesa Leonor

En el punto de mira el que fue marido de la reina Letizia

En el preciso momento en que  Letizia Ortiz, una reconocida periodista de TVE, empezó a mantener una relación con el que sería el futuro rey de España,  Felipe VI, la vida de ella pegó un giro de 180º.

De la noche a la mañana pasó de entrevistar a personajes públicos a ser ella misma la entrevistada por los medios. Desde luego, nadie se podía imaginar que era la novia oficial del primogénito del rey emérito generó bastante interés. Por ello, cuando ambos confirmaron públicamente su compromiso matrimonial por allá en 2003, la sorpresa fue más que evidente.

Fue a partir de entonces cuando todos los medios quisieron saber todos los detalles de la vida de la reina Letizia. Y es que, pese a presentar uno de los programas más exitosos de la pequeña pantalla, Telediario, lo cierto es que la madre de Leonor llevaba un estilo de vida discreto, de manera que apenas se conocían datos sobre ella antes de empezar una seria relación con el actual rey.

Uno de los primeros datos que salieron a la luz de ella fue que estuvo casada anteriormente con Alonso Guerrero. Justamente, ahora, el exmarido de la reina Letizia está acaparando más de un titular por un verdadero motivo.

Primer plano de la reina Letizia
La reina Letizia, en boca de todos los medios por su exmarido | Europa Press

El exmarido de la reina Letizia, premiado por su última novela

Desde que salió a la luz el compromiso matrimonial de Letizia Ortiz con el rey Felipe VI, todos los medios empezaron a averiguar hasta el secreto más bien guardado de la futura reina de España.

No solo descubrieron algunos detalles biográficos de la periodista, como quiénes eran sus padres y sus hermanas, sino también otros que no se conocían tanto. Fue así como la prensa descubrió el pasado oculto de la madre de la princesa Leonor.

Y es que resultó ser que la futura reina de nuestro país era una mujer divorciada. Mientras la reina Letizia estaba estudiando su carrera de Periodismo, conoció a Alonso Guerrero Pérez, un profesor de Lengua y Literatura española. Inmediatamente la llama del amor surgió entre ellos dos y empezaron una relación.

Eso sí, casi diez años más tarde, tanto la reina Letizia como el filólogo decidieron dar un paso más allá en su relación, de manera que pasaron por el altar en 1998. No obstante, cuando tan solo llevaban un año de casados, finalmente, ambos se divorciaron en 1999.

Años más tarde, en 2003, se conoció el compromiso matrimonial de la madre de la Infanta Sofía con el heredero al trono. Evidentemente, nada más descubrirse que la asturiana había estado anteriormente casada con Guerrero, de manera inmediata, todos los medios pusieron el foco de atención en el extremeño.

Pese a todo el acoso mediático que sufrió el filólogo en su momento, en los últimos años, este ha pasado a tener una vida mucho más discreta que la que llevaba por aquel entonces.

Eso sí, en estos días, Guerrero ha vuelto a ser noticia porque su nueva novela, Las mujeres son una quimera, ha ganado el Premio Internacional de Novela Jurídica del Ilustre Colegio de abogados de Granada. Un premio valorado en, nada más y nada menos, 9.000 euros.

Primer plano de Alonso Guerrero, exmarido de la reina Letizia
El exmarido de la reina Letizia, premiado por su nueva novela | GTRES

La novela de Alonso Guerrero en la que refleja su historia de amor con la reina Letizia

De hecho, esta novela no es la primera que publica ni mucho menos, ya que el exmarido de la  reina Letizia  cuenta con una larga experiencia como escritor. Algunas de sus obras más conocidas son Los ladrones de libros y El amor de Penny Robinson, publicada en 2018.

Justamente, esta última dio mucho de que hablar porque reflejó en ella todo el acoso mediático que vivió él cuando la reina Letizia empezó una seria relación con el futuro rey de España.

En su día, el testimonio del extremeño fue muy juzgado porque, según explican varios medios, la persecución que vivió por parte de la prensa no fue tan grave como él mismo lo pintó en su libro.