Primer plano de Carmen Lomana con rostro serio

Carmen Lomana confiesa qué le pasó a su marido y cómo consiguió hacerse rica

El origen de la gran fortuna de Carmen Lomana

Carmen Lomana y su poder adquisitivo siempre han despertado curiosidad. De dónde procede ese dinero o quién fue su marido son algunas de las preguntas que mucha gente se hace. Al contrario de lo que pudiera parecer, lo cierto es que la vida de Carmen está fuertemente marcada por la tragedia.

Carmen Lomana, viuda y heredera

En 2008, Carmen Lomana irrumpió en los medios de comunicación y, rápidamente, se convirtió en un personaje muy popular. Su forma de ser y, sobre todo, el glamur que la envolvía la catapultaron a la fama. Casi 15 años después de ese momento, su estilo de vida sigue despertando curiosidad.

Lo cierto es que todo el lujo y el dinero que posee Carmen Lomana se lo debe a su marido, Guillermo Capdevila. La feliz pareja se conoció en Londres en 1974 y contrajo matrimonio seis meses después en Asturias.

"Era un chico muy comprometido políticamente, muy bohemio, que tenía una brillantez y una cultura que me volvió loca de amor", confesó Carmen.

Tras estudiar en la Universidad de Santiago de Chile, Guillermo emigró a España. Fue aquí donde se convirtió en uno de los diseñadores industriales más prestigiosos del país. Fundó su propia empresa especializada en diseño técnico industrial y en electrodomésticos.

Por supuesto, el marido de Carmen Lomana ganó premios, y cosechó éxito y repercusión internacional con sus propias creaciones. Algunas de las más destacables son el teléfono bipieza en madera, la cafetera triangular o el climatizador Solac.

Sin embargo, toda esta felicidad se truncó en 1999 cuando Carmen Lomana se convirtió en viuda de repente. Guillermo Capdevila perdió la vida en un accidente de tráfico yendo de Pamplona a San Sebastián con tan solo 51 años. A partir de ahí, todos sus negocios pasaron a manos de su mujer.

Carmen Lomana no quiere ni oír hablar de su hermano
Todo el lujo y el dinero que posee Carmen Lomana se lo debe a su marido, Guillermo Capdevila  | Gtres

El trabajo que Capdevila hizo en vida le ha servido a Carmen Lomana para cobrar suculentos dividendos. Así pues, la socialité puede seguir manteniendo su alto nivel de vida y todas sus caras aficiones, como la moda.

Un matrimonio sin hijos

Otra de las duras afrentas que ha tenido que soportar Carmen Lomana es no haber podido ser madre. Poco después de su boda con Guillermo, sufrió un aborto espontáneo causado por un embarazo extrauterino. Según ha contado ella, el médico que la atendió le cortó las dos trompas de Falopio, truncando, así, su capacidad de reproducción para siempre.

Carmen Lomana con familiares y amigos
Carmen Lomana con familiares y amigos, los motores de su vida | Gtres

Fue a partir de ese momento cuando Carmen se volcó en cuerpo y alma en su esposo, hasta que la tragedia volvió a cernirse. Tras el accidente mortal de Capdevila, Lomana se encargó de hacer la donación de órganos y le dio el último descanso en León.

La celebritie ha confesado que suele ir a visitarlo para limpiar el panteón y llevarle flores. A pesar de las relaciones que ha mantenido después, el recuerdo de su marido está muy presente en la vida de Carmen Lomana.

Actualmente, el corazón de Carmen se encuentra ocupado por Javier Goicolea. Este empresario vasco ha conseguido que la socialité recuperara la ilusión. "A Javi le adoro, tenemos un romance anónimo que no sabéis", decía a los medios que le preguntaban al respecto.

Asimismo, una de las fuentes cercanas a Carmen declaraba que "Está separado y tiene dos hijas adolescentes. Tiene casa en Marbella y es muy fashion como ella. Es muy buena persona".