Belén Rodriguez seria

Belén Rodríguez pasará la Navidad con gente que no le hace bien

Rodríguez ha denunciado a La Fábrica de la Tele

Belén Rodríguez está atravesando un momento muy convulso y no tiene oportunidad de pedir ayuda a sus antiguos amigos. Kiko Hernández y Jorge Javier Vázquez le han dado la espalda y aseguran que durante un tiempo no quieren volver a saber de ella. Kiko ha anunciado que su antigua amiga ha cometido un gran error: denunciar a la productora de Sálvame.

Rodríguez no puede trabajar en Telecinco y nadie sabe cómo se mantiene, pero sí con quién comparte su tiempo. En Sálvame consideran que Rodríguez está al lado “de gente que no le hace bien”, por eso hay tanta preocupación. Carmen Borrego recalca que la periodista tiene mucha personalidad y que no se deja manipular, pero reconoce el peligro.

Belén Rodríguez
Belén Rodríguez está muy ofendida con los suyos | GTRES

Belén, según insinúa Kiko Hernández, se deja aconsejar por amigos que solamente buscan polémica. Por ese motivo le habría enviado mensajes ofensivos, también sería esa la razón por la que ha demandado a La Fábrica de la Tele. Hay algo más: nunca ha tenido buena relación con David Valldeperas, director de Sálvame, por eso quiere que cierren el programa.

Belén pasará la Navidad, según cuentan sus antiguos compañeros, acompañada de sus amigos y de sus familiares cercanos. Su familia es impecable, pero supuestamente tiene ciertas amistades peligrosas que le podrían estar perjudicando demasiado. También se rodea de buenas personas, como por ejemplo el periodista Aurelio Manzano.

Belén tiene muchos asuntos pendientes y parte de las fiestas navideñas las pasará hablando con sus abogados. Ha denunciado al programa de Jorge Javier Vázquez por acoso y todo hace pensar que se avecina una etapa bastante delicada para ella. Lo peor de todo es que apenas tiene apoyos en televisión, a pesar de que sí hay famosos que intentan defenderla.

Belén Rodríguez se siente acosada y humillada

Belén siempre ha presumido de ser una gran periodista y de no hablar de su vida privada, de hecho sus problemas empezaron ahí. Nada más llegar a Sálvame, la primera vez que trabajó en el programa, le preguntaron por su enemistad con Alessandro Lequio. Ella aseguró que no iba a tratar el tema porque era algo privado y no quería cruzar ciertos límites.

Imagen de Belén Rodríguez
Belén Rodríguez está convencida de que tiene razón | EP

Rodríguez cambió de opinión más tarde y poco a poco fue convirtiéndose en personaje, por eso ha concedido tantas entrevistas. Ha llegado a mostrar su casa en Lecturas, pero ahora no quiere que la Fábrica de la Tele enseñe la fachada de su domicilio. Ese es el motivo por el que ha interpuesto una demanda y ha acusado a sus antiguos compañeros de “presuntos acosadores”.

La colaboradora ha estado un tiempo desaparecida, no se atrevía a dar la cara porque la situación era muy tensa. Lo primero que hizo fue darle una entrevista al Maestro Joao y después ha salido de casa al lado de Aurelio Manzano. Este último tiene información para aclarar cuál es la situación actual de Rodríguez, pero nunca dirá nada comprometido.

Belén Rodríguez recalca que es ella la enfadada

Belén no quiere que el público piense que Jorge Javier y Kiko se han enfadado con ella, quiere que se sepa que es al contrario. Ha dejado claro que no va a “volver a mirar a la cara” al antiguo concursante de Gran Hermano. Piensa que ha traspasado todos los límites y que no se ha portado con ella como un verdadero amigo.

Rodríguez cree que ha aguantado demasiado, primero pidió ayuda a la policía y después a la justicia. Ha denunciado y por eso no pueden hablar de ella, a pesar de que sigue generando mucho interés.

NOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas del Corazón en WhatsApp