Captura de Belén Rodríguez con el rostro serio

Belén Rodríguez denuncia a Sálvame y la policía actúa contra el programa

Belén ha pedido ayuda porque está desesperada

Belén Rodríguez está desesperada y no sabe cómo parar el supuesto acoso que Sálvame está ejerciendo contra ella. En el espacio han asegurado que se siente víctima de una situación que presuntamente ha creado para llamar la atención. Sus antiguos compañeros aseguran que habló del tema ser protagonista y ahora debe pagar las consecuencias.

Belén Rodríguez se fue de Madrid porque no sabía cómo frenar el escándalo, pero quiere volver a su casa y retomar su vida. Cuando ha llegado a su domicilio se ha encontrado con algo que le ha llamado la atención: los reporteros de Telecinco no le dejan respirar. Así que no ha tenido más remedio que llamar a la policía y denunciarles, gesto que ha sido condenado de forma inmediata.

Belén Rodríguez en un primer plano en la calle
Belén Rodríguez está muy alterada | GTRES

Belén está recibiendo demasiadas críticas y lo que ha hecho ha empeorado la situación, podría haber cometido un gran error. Terelu Campos ha explicado que ha denunciado al programa ante la policía y que varios agentes han pedido explicaciones. Le han pedido la documentación a Kike Calleja, el reportero que está haciendo el reportaje.

Belén ha frenado la emisión de Sálvame durante unos instantes: los colaboradores no sabían lo que iba a pasar. Las autoridades han avisado de un posible delito que, según el programa, no tiene sentido y pueden justificar su alegato. Aseguran que Rodríguez ha participado de juegos similares y que ahora debe asumir las consecuencias de sus actos.

Rodríguez, según ha contado Kiko Hernández, no se maneja bien en este tipo de situaciones, pero piensa que debe ser consecuente. Todo lo que ha pasado, siguiendo la opinión del colaborador, ha sido por su indiscreción y por su falta de sinceridad. Ella piensa que él es el verdadero responsable, por eso le ha hecho llegar un mensaje rompiendo la amistad que les unía.

Belén Rodríguez ha conseguido lo más complicado

Belén se siente espiada y cree que su honor está en juego, así se lo han hecho saber los agentes a Kike Calleja. El reportero ha asegurado que la policía ha actuado contra los periodistas que estaban cubriendo esta información. Kiko Matamoros considera injusto que un simple trabajador tenga que asumir este hecho tan disparatado.

Imagen de Belén Rodríguez
Belén Rodríguez prefiere no hablar del tema | EP

Rodríguez está tan ofendida con Sálvame que ya avisó de lo que iba a hacer a través de un burofax que Terelu leyó en directo. La presentadora comentó que Belén quería emprender acciones legales contra el espacio porque se sentía ultrajada. Parece que ha cumplido sus amenazas y de momento los guardias han pedido la documentación a varios miembros del equipo.

La colaboradora se ha quedado sin apoyos y no hay nadie que quiera dar la cara por ella. Ha usado sus redes sociales para expresar lo que siente: no quiere saber nada más de Telecinco. Por eso ha empezado a seguir a una de las grandes enemigas de la cadena: a Paz Padilla.

Belén Rodríguez está completamente perdida

Belén ha escuchado a Kiko Hernández decir que “esta muy mal”, comentario que le habría molestado demasiado. Hasta hace nada eran amigos y no entiende por qué está poniendo en peligro lo más sagrado para ella: su intimidad. Cree que están siendo injustos y, según su punto de vista, es víctima de la maquinaria de Telecinco.

Las autoridades se han presentado en el piso que estaba utilizando Kike Calleja para hacer su reportaje. Le ha pedido la identificación, a él y al cámara que le acompaña, ahora falta saber su la denuncia prosperará. Kiko Matamoros ha recordado que los organismos pertinentes tienen que dar el visto bueno para que el asunto llegue a los tribunales.