Primer plano de Antonio Montero con el rostro serio

Antonio Montero y su dura estancia en el hospital mientras le quitaban lo más preciado

Antonio siempre ha estado al pie de la información

Antonio Montero puede presumir de tener una carrera brillante, ha sido testigo de acontecimientos históricos dentro de la crónica social. Fue uno de los corresponsales que cubrió la enfermedad de Rocío Jurado en Estados Unidos y pasó un auténtico calvario. Según ha contado su compañero y amigo Diego Arrabal, el yerno de la cantante llamaba continuamente a las autoridades.

Antonio Montero estuvo varias semanas las puertas del hospital donde estaba ingresada la Más Grande, tenía una misión muy clara. Su objetivo era conseguir el parte médico definitivo, pues había muchas informaciones y la confusión no se hizo esperar. Diego ha desvelado que Fidel Albiac no tuvo un comportamiento amable con todos los profesionales.

Rocío Jurado
Antonio Montero está al tanto de todo lo que sucedió | GTRES

“Nosotros tuvimos muchos problemas al principio, pero luego se fue calmando la situación. A Fidel la prensa le estorbaba, había varios a los que no quería y él sabía quiénes estábamos en televisión porque teníamos repercusión. Sabía que a Antonio Montero, a Rossi y a mí nos tenía que tener bien, él con nosotros se llevaba bien, las cosas como son”.

Antonio consiguió ganarse la confianza del marido de Rociíto, pero el resto de sus compañeros no puede decir lo mismo. Según ha contado el youtuber, Fidel se encargaba de ensuciar el trabajo de la prensa, quería dejarles sin lo que más querían: la verdad. Diego considera que Montero debería dar voz a esta versión para que el público conozca la historia al completo

“Había muchos fotógrafos y muchos eran compañeros míos, a él le sobraba esos compañeros, de hecho se hizo público en su momento. A mí me extraña que ahora que se habla tanto de Rociíto, de Rocío Jurado, de esto y de lo otro no salgan estas cosas. Hay muchas cosas que no me acuerdo y la verdad que me llama la atención que no lo recuerden en la docuserie”.

Antonio Montero oculta la realidad para evitar problemas

Antonio ha tenido muchos problemas por poner en duda a Rociíto, así que prefiere guardar silencio y mirar para otro lado. Sin embargo, no todos sus compañeros están siendo igual de generosos, por eso Diego Arrabal ha alzado la voz. Montero tendrá que dar explicaciones en Sálvame y seguro que tendrá un buen argumento porque es un gran profesional.

Primer plano de Antonio Montero con el rostro serio
Antonio Montero disfruta de una situación privilegiada | GTRES

“Lo que vivimos allí durante unos días no fue lo más correcto ni lo más coherente para ser un familiar de la persona ingresada. Nosotros solamente estábamos cubriendo la información”, explica muy molesto en su canal de Youtube. La estancia en el hospital fue muy dura porque Fidel les quería quitar lo que todos estaban buscando: el trabajo.

“Esto pasó en el año 2006 en Houston, Fidel lo que quería saber era quién tenía visado y quién no. En Estados Unidos hay que tener un visado y más un periodista porque trabajamos en la calle y estamos en contacto con las autoridades. Nosotros tuvimos muchísimos problemas para realizar nuestro trabajo, continuamente nos pedían la documentación y nos impedían aparcar”.

Antonio Montero lo pasó realmente mal

Antonio disfrutó de ciertos privilegios en Houston porque era uno de los mejores periodistas que estaba a las puertas del hospital. Pero eso no quiere decir que la experiencia fuera dura, todo lo contrario: resultó ser una tarea de alto riesgo. Supuestamente ciertos familiares de Rocío Jurado le querían quitar lo más preciado para un reportero: la libertad.

“Esa es la realidad y no sé por qué después de tantos años estas cosas no ven la luz. Esto también lo vivió Antonio Montero, no sé por qué no se cuenta”, comenta Diego Arrabal mostrando su descontento.

Montero tiene información suficiente para completar la historia que Rociíto está vendiendo en Telecinco. Quizá lo haga, pero habrá que esperar porque sabe que todavía no ha llegado el momento. Todos sus compañeros están con Carrasco, pero él es muy valiente y no consentirá que ninguna mentira sea eterna.