Andrea Janeiro mira a cámara en una imagen tomada ante su casa

Andrea Janeiro, preocupada al saber que no puede salir del hospital como ella quiere

Andrea ha comprobado que el problema es real

Andrea Janeiro es uno de los rostros más conocidos de la crónica social, pero decidió retirarse cuando cumplió los 18 años. Nunca ha querido formar parte del mundo del espectáculo, pero eligió un centro universitario que estaba fuera de España. No se siente cómoda siendo la protagonista, a pesar de que la historia del corazón no sería lo mismo sin su presencia.

Andrea Janeiro ha descubierto que María José Campanario, mujer de su padre y madre de sus hermanos, tiene un problema muy serio. Hace unos años le diagnosticaron fibromialgia y desde entonces debe luchar contra unos dolores que le han robado el ánimo. La odontóloga, según publica la revista Semana, ha ingresado en un hospital de Jerez de la Frontera.

Montaje de fotos de Andrea Janeiro con Jesulín de Ubrique y María José Campanario.
Andrea Janeiro ayuda en todo lo que puede | Canva

Andrea está preocupada porque sabe que María José no ha podido abandonar el centro como ella quería: en la más absoluta discreción. Un reportero ha fotografiado a Jesulín de Ubrique, se ha puesto a investigar y ha descubierto toda la verdad. El torero estaba en el médico acompañando a su mujer, quien tuvo que ingresar por una supuesta recaída.

Andrea, haciendo gala de la prudencia que le caracteriza, no se ha pronunciado al respecto y todo hace pensar que no lo hará nunca. Siguiendo los datos compartidos en Informalia, en su momento le ofrecieron 100.000 euros por una entrevista y dijo que no. Tiene claro su futuro y ese futuro no pasa por ningún plató de televisión, no es un tema que le interese.

Janeiro sabe que se ha hablado mucho de la relación que mantiene con María José, entre otras cosas porque su madre lo ha contado. Según Belén Esteban, la odontóloga tuvo varios gestos que le sentaron mal a Andreíta, pero ya son cosa del pasado. La relación que mantienen en la actualidad es perfecta, por eso la joven se ha preocupado por su estado.

Andrea Janeiro se ha solidarizado con la situación

Andrea Janeiro y su madrastra son muy diferentes: una nunca ha participado en la prensa del corazón y la otra sí ha hecho negocio. Sin embargo, Campanario está arrepentida de haber estado tan expuesta, por eso se ha retirado a un segundo plano. Ese argumento explica que no haya querido salir del hospital rodeada de cámaras, aunque no ha pasado lo que quería.

Primer plano de María José Campanario con gesto enfadado
Andrea Janeiro quiere estar cerca de los suyos | Europa Press

La mujer del torero abandonó el centro de una forma discreta, pero las cámaras pillaron a su marido y todo ha salido a la luz. Andreíta sabe mejor que nadie lo complicado que es no querer salir en las fotos y que te saquen a la fuerza. Todo hace pensar que se ha solidarizado con la situación, postura que le ha acercado todavía más a María José.

Janeiro pertenece a una familia importante, pero no se acostumbra a ser el centro de la noticia, nunca le ha gustado. Sus padres vendieron una exclusiva anunciando su nacimiento y más adelante comercializaron con sus primeras fotografías. Abrieron una puerta que todavía no está cerrada, a pesar de que la joven nunca ha querido ser famosa.

Andrea Janeiro está al tanto del diagnóstico

Andrea siempre ha sido muy prudente, así que nunca se ha pronunciado sobre ningún tema relacionado con su familia. Pero es evidente que está al tanto de lo que ha sucedido, apoya a María José y estará con ella hasta el final. Jesulín de Ubrique le está dando mucho cariño, no son buenos tiempos para la odontóloga y todos están unidos.

Janeiro ha logrado que Belén Esteban sea más comedida, por eso ahora se lleva tan bien con su padre. Sus asuntos familiares quedan de puertas para adentro, no hay nadie que los traslade a los platós. La única que trabaja en televisión es Belén, el resto son bastante discretos.