Andrea Janeiro llegando a su 18 cumpleaños en 2017 en Madrid

Andrea Janeiro admite que le han obligado a salir en la tele y a retomar malos hábitos

Un familiar de Andrea Janeiro ha vuelto a la televisión tras años ausente del foco mediático

Andrea Janeiro es una de las pocas hijas de famosas que ha optado por llevar una vida de lo más discreta. Recién cumplidos sus 18 años, la hija de Belén Esteban  decidió que no quería ser un personaje público y pedía estar en el "estricto anonimato".

La joven tomó esa sorprendente decisión a pesar de que gran parte de su familia, en los últimos años, se ha hecho un pequeño hueco en el mundo del corazón. Aun cuando sus progenitores están constantemente en el foco mediático, Andrea Janeiro sabe que ahora más que nunca su nombre está en boca de todos los medios por una clara razón.

La participación de su tío, Víctor Janeiro, en Pesadilla en El Paraíso ha dado mucho de que hablar últimamente por la visita de un miembro clave de su familia al reality.

Carmen Bazán ha vuelto a la televisión

Así es, nos estamos refiriendo a la abuela de  Andrea Janeiro, Carmen Bazán, que ha reaparecido en televisión tras años alejada. Es preciso recordar que la matriarca del clan Janeiro ha atravesado una época de su vida sumamente difícil porque ha tenido algún que otro contratiempo en cuanto a su salud. Asimismo, tuvo que ser sometida a una complicada operación de cadera, en la que tuvo el apoyo de todos sus hijos, en especial, de Víctor Janeiro, que está muy unido a ella.

Ahora, el tío de Andrea Janerio está participando en uno de los últimos concursos de Telecinco. Es allí donde está pasando completamente desapercibido porque no ha protagonizado ninguna pelea durante el tiempo que lleva ahí. Eso sí, aunque ha optado por mantener un perfil bajo dentro de esta historia, el torero se está acercando, cada vez más, a la final.

Andrea Janeiro en una imagen de cuando era pequeña
Andrea Janeiro ha visto que su tío ha recibido una grata sorpresa | GTRES

Durante el tiempo que lleva de encierro, el marido de Beatriz Trapote no ha recibido ninguna visita. Pero, justamente, en el día de ayer, 9 de octubre, contó con el apoyo de su madre, que visitaba la granja. Nada más ver a su madre, el torero se rompió a llorar.

"Mi campeón, no me llores que vengo a darte ánimos. Tienes una familia inmejorable, unos niños que son un encanto, una mujer que es un diez, unos suegros, tus hermanos, tus cuñadas, tus amigos... Estamos todos contigo", le decía nada más verse las caras con él.

La abuela de Andrea Janeiro, aprovechando el buen concurso que estaba haciendo su hijo, igualmente quiso darle un sabio consejo con un guiño con Humberto Janeiro, fallecido en el año 2020.

"El mejor consejo que te doy es que no estés ni con unos ni con otros, son todos fenomenales y todos son compañeros. Tú cómo eres, trabajador porque su padre te enseñó a trabajar mucho... Te admiramos y queremos, sigue adelante, es lo único que te deseo", le explicaba emocionadísima.

Por su parte, el tío de Andrea Janeiro le confesaba a Bazán que no lo estaba pasando nada bien en el reality porque echaba de menos a sus hijos y mujer. Tras un reencuentro lleno de emoción, la matriarca del clan Janeiro tuvo que despedirse de su hijo, quien le decía que se iba con "la tranquilidad de que estás bien".

Primer plano de Carmen Bazan seria
Carmen Bazan ha vuelto a la pequeña pantalla para apoyar a su hijo | Europa Press

Andrea Janeiro, muda por lo que ha dicho su tío sobre su padre

No cabe la menor duda de que el concurso se le está haciendo cuesta arriba al tío paterno de  Andrea Janeiro  porque tiene a su familia muy presente. Tanto es así, que incluso habla de ellos con otros compañeros de reality.

Justamente, hace unos días, el torero se sinceró con Marco Ferri, uno de los participantes. No dudó en hablar de sus hijos, de sus padres e incluso de su hermano, Jesulín de Ubrique.

"A mí no me cuesta trabajar, lo he hecho desde pequeñito me obligaron, me enseñaron. Mis padres no nos han dejado nunca a nosotros herencias", le decía. Eso sí, quiso aclarar que su profesión como torero se la había ganado él y no gracias a la fama de su hermano mayor.

"Mi hermano consiguió lo que consiguió, pero es suyo. No me han dado nunca nada ni me han regalado nunca nada", zanjaba al respecto.