Anabel se ha roto en Sálvame

Anabel Pantoja pierde la herencia de su padre por un motivo desolador

Anabel Pantoja estaba al tanto de los problemas económicos

Anabel Pantoja está viviendo uno de los años más duros de su biografía: primero se divorcia y ahora muere su padre, el hermano de Isabel. La colaboradora está devastada porque cada vez salen informaciones más fuertes a la luz. Bernardo ha tenido una  vida bastante convulsa y sus detractores no olvidan ni perdonan, ahí está en verdadero problema.

Anabel Pantoja sabe que su padre tuvo problemas muy serios con la justicia, estuvo en la cárcel y tenía demasiadas cuentas pendientes. Pero ella supo perdonarle y mantenían una relación estupenda, pese a que en Sálvame insinúen lo contrario. Pantoja se preocupó de su estado de salud hasta el final y corrió con todos los gastos de su tratamiento.

Montaje de fotos de primer plano de Anabel Pantoja llorando y su padre, Bernardo Pantoja
Anabel Pantoja tiene que tomar decisiones | La Noticia Digital

Anabel era consciente de la situación: la capacidad económica de Bernardo era nula, apenas tenía dinero para mantenerse. Vivía en un piso que es propiedad de Isabel, así que la influencer no heredará nada: ni propiedades ni cuentas bancarias. Lo único que le queda es el amor y el cariño de las personas que apreciaron a su padre.

Anabel acaba de enterarse de una noticia bastante seria: Junco, la viuda de Bernardo, está muy molesta con la familia. Ha estado con él los últimos años de su vida y siguen sin confiar en ella, por eso le quieren quitar la casa en la que estaba asentada. Pertenece a Isabel y la tonadillera quiere ponerla a la venta porque solamente la mantenía por su hermano, no la quiere para nada más.

Pantoja recibió muchas críticas porque el domicilio de su padre era bastante antiguo y no tenía ascensor. Los vecinos le pedían 5.000 euros para instalar uno, Bernardo no podía pagarlo y supuestamente la influencer no le daba el dinero. Eso es lo que cuenta Rafa Mora, pero cabe la posibilidad de que haya algo detrás que nadie se atreve a contar.

Anabel Pantoja supo perdonar a tiempo

Anabel mantenía una relación estupenda con Junco, la bailarina japonesa que ejerció de madrastra durante los últimos años. Ella fue la que le acercó a Bernardo, pues la relación que la colaboradora mantenía con él era bastante tensa. Han pasado cosas que nadie sabe y que se mantendrán lejos de la luz, pero la postura de la joven es comprensible.

Anabel Pantoja de perfil con cara seria primer plano
Anabel Pantoja todavía está asimilando la situación | Instagram

Pantoja ha hecho todo lo posible para que su papá estuviera bien: pagaba a dos enfermeras y corría con los gastos de todo. Ha demostrado que está a la altura de las circunstancias porque lo ha hecho de forma completamente desinteresada. Sabía que iba a perder la herencia porque la única casa que había no era suya, pero eso no fue excusa para no ayudarle.

La sevillana está desolada y solamente ha hablado con la prensa para agradecer el apoyo que ha recibido. Se encontró con los reporteros a la entrada del tanatorio y les dio las gracias por su preocupación, pero nada más. La que también se ha portado de una forma excelente es Mercedes Bernal, quien ha estado con su hija en todo momento.

Anabel Pantoja está preocupada por otra persona

Anabel, según publica la revista Semana, ya ha asumido que Junco tendrá que abandonar el domicilio conyugal. La bailarina ha estado al lado del hermano de Isabel y le ha acompañado durante la enfermedad, pero no es suficiente. La cantante quiere poner el piso a la venta, de hecho Rafa Mora asegura que la operación empezó hace años.

Pantoja sabe que de su papá solamente heredará una familia estupenda, una familia que sabe recomponerse justo a tiempo. Antes de la muerte de Bernardo había muchas tensiones, pero todos se han unido para apoyar a la influencer.