Ana Rosa Quintana, mirando arriba, primer plano

Ana Rosa Quintana descubre que él ha dejado la casa vacía para empezar otra relación

Ana Rosa ya conoce el nuevo hogar

Ana Rosa Quintana tiene previsto reincorporarse a su puesto de trabajo en los próximos días. Al menos esa era la intención de la presentadora, que había mostrado su interés en volver con el comienzo del curso televisivo. Sin embargo, es posible que existan una serie de detalles que impidan su retorno.

En cualquier caso, Ana Rosa Quintana regresará a su espacio con sus compañeros un tanto revolucionados. Joaquín Prat tuvo que lidiar con el caso de su hermano Federico que vivía en la calle. Pero también hay novedades en la relación entre Patricia Pardo y su nuevo novio.

Ana Rosa Quintana descubre que se ha ido

Ana Rosa ya sabe que la gallega se ha mudado de casa, abandonando el ático que ocupaba con sus hijas. La historia con Christian Gálvez va muy en serio como demuestra que ambos compartan un lujoso chalet en la zona norte de Madrid. Apenas llevan unos cuantos meses saliendo, pero los dos comunicadores han decidido dar un paso más.

Él residía en un chalet en Boadilla del Monte, que compró durante su etapa con Almudena Cid. Por su parte, Pardo lo hacía en el barrio madrileño de Las Tablas. En los últimos tiempos, era bastante frecuente ver al conductor de Alta tensión en la vivienda de su chica.

Dicho inmueble estaba próximo a las instalaciones de Mediaset, donde trabajaban ambos. Además, él se encargó en alguna ocasión de recoger a las hijas de su novia del colegio.

Montaje de fotos de primer plano de Ana Rosa Quintana y Patricia Pardo
Ana Rosa Quintana está muy pendiente de su amiga. | La Noticia Digital

Desde que se separara de la gimnasta, el madrileño tenía la intención de desprenderse del chalet de Boadilla. Era demasiado grande para una sola persona y además quería acercarse a la capital. La venta se formalizó el pasado mes de julio y el comprador fue el exjugador de baloncesto Jorge Garbajosa.

Ana Rosa Quintana sabe que su amiga Patricia desea comenzar una nueva vida al lado de Christian. Y el primer paso les llevará a vivir bajo el mismo techo. Se trata de un adosado de 325 metros cuadrados repartidos en tres plantes, recoge Vanitatis.

Está situado en un barrio de reciente creación al norte de Madrid. Dispone de cuatro dormitorios, un salón con jardín y piscina privada. A ello debe sumársele una parcela de 200 metros cuadrados, plaza de garaje y trastero.

La pareja quiere permitirse este pequeño capricho, que supondrá un desembolso de unos 3000 euros. Están decididos a afianzar su romance. Ya conocen a sus respectivas familias y ahora ha llegado el momento de convivir.

A finales de 2021 y para sorpresa de muchos, el presentador decidía poner el punto y final a una relación de más de una década. Había sido muy feliz al lado de Almudena, pero entendía que había tocado fondo.

Foto de Christian Gálvez y Patricia Pardo por la calle
Ana Rosa estaría al tanto de que Christian Gálvez y Patricia Pardo ya viven juntos. | Europa Press

"Ahora, poco a poco, se instalará en mí la ilusión por todo lo que me queda por vivir y aprender", señalaba en Instagram. Sabía que lo que estaba por llegar también sería interesante.

Ana Rosa Quintana quería que lo normalizara

Ana Rosa Quintana sabía que el comienzo del idilio entre su compañera y Christian iba a generar mucha expectación. Por eso entendió que lo mejor era normalizarlo todo. En el programa matinal trataron de tomárselo con humor, con constantes bromas a la gallega.

Ninguno de los dos protagonistas quiso confirmar el romance. Eso sí, no dudaron en aparecer de la mano por la calle, como una pareja más, al cabo de unas semanas. Aquello conseguiría calmar el interés mediático.

Él incluso se le llegó a declarar en su programa de radio en Cadena 100. "Alguien a quien quiero y admiro dijo este lunes, que si son rosas, florecerán. Se llama Patricia y te digo que son rosas, que pienso regarlas y cuidarlas", soltó el comunicador.

Ana Rosa quiere que la gallega sea feliz en su nueva etapa personal. Eso sí, no quiere que todo esto le pase factura a su trabajo.