Primer plano de Ana Rosa Quintana, en el plató de Telecinco

Ana Rosa Quintana demuestra su poder y corta por lo sano la relación

Ana Rosa toma una decisión drástica

Ana Rosa Quintana controla todo lo que ocurre en su programa. Hace unos días se reincorporaba al formato tras casi un año de baja. Parecía que todo estaba igual que cuando se marchó, pero en realidad se encontró con unos cuantos cambios tras prescindir de una compañera.

Hace unas semanas se conocía que Rocío Flores no continuaría colaborando en el magacín matinal de Telecinco. Al parecer, distintas fuertes esgrimieron que se debía a diferencias económicas. La hija de Rociíto pretendía que le pagaran más dinero, pero la productora se negó a aceptar sus condiciones.

Detrás de esa decisión se encontraba Ana Rosa, que controla todo lo que ocurre en su espacio. No estaba dispuesta a aceptar las condiciones que quería imponer. Entre otras cosas, también deseaba restringir los temas que afectaban a su familia.

Ana Rosa Quintana, en medio de la polémica

De momento, ninguna de las dos partes se ha pronunciado sobre ese posible cese de la relación. Cuando se le ha preguntado a la joven sobre esto siempre ha respondido con silencio y una sonrisa, como suele ser habitual en ella. Posiblemente confíe en que se retome la vinculación con el programa, pero de momento no se han producido movimientos por parte de la productora.

Hace unos días, unas declaraciones de una colaboradora dejaban entrever que Rocío formaba parte del pasado. En la tertulia del corazón del espacio matinal de Mediaset abordaron el 26 cumpleaños de la joven. Lo hizo en compañía de su padre y Marta Riesco, pero de Olga Moreno no hubo ni rastro.

Captura de la presentadora Ana Rosa Quintana en su vuelta a 'El programa de Ana Rosa'
Ana Rosa Quintana no ha querido dar su versión en público. | Mediaset

Tampoco estuvo presente Agustín Etienne, el hombre con el que ha empezado un romance la empresaria, y que también ejerce de representante. Esto provocó que se especulara sobre la posibilidad de que rompiera su relación con el mánager. Los colaboradores de esta sección, como Sandra Aladro, Bibiana Fernández o Paloma Barrientos debatieron sobre esta cuestión.

Ana Rosa Quintana nunca se pronunció sobre la renovación de la hija de Antonio David. Posiblemente tuviera preocupaciones más importantes durante las últimas semanas. Lo que tenía claro es que no estaba dispuesta a realizar un gran desembolso para mantenerla en el equipo.

Joaquín Prat dio paso a un vídeo en donde el reportero le preguntaba a Rocío si había roto sus compromisos profesionales con Agustín Etienne. Ella se limitó a guardar silencio y a esbozar una sonrisa. El periodista siguió insistiendo.

Le recordó que tanto ella como su padre también habían dejado de seguir al representante en redes sociales. Quería saber si habían acabado bien o seguían teniendo algún tipo de relación laboral. La joven respondió que "no voy a contestar, por el momento esta es mi postura".

Rocío Flores, primer plano con las manos sujetándose la cara
Rocío Flores tendrá complicado volver al programa de Ana Rosa. | Instagram

Los tertulianos del formato entendían que la historia de amor de Agustín con Olga no les había gustado nada. Sandra Aladro confirmaba que la hermana de David "hace unos días decidió finalizar" este compromiso profesional.

Ana Rosa Quintana prefiere guardar silencio

Ana Rosa Quintana siempre se ha mostrado muy discreta y comprensiva con todas las personas que han colaborado con ella. De ahí que no vaya a salir de ella ningún tipo de valoración sobre Rocío Flores. Posiblemente tampoco vaya a confirmar la ruptura de la relación.

Pero la opinión de una colaboradora como Bibiana Fernández deja entrever mucho. "Ha sido compañera nuestra, la hemos visto aquí con Agustín muchas mañanas y tenían una relación estupenda", dijo. Continuó explicando que "si tenían una relación estupenda y ahora no la tienen, verde y con asa, botijo".

Por la manera de expresarse, se refería a ella como parte del pasado. Por lo tanto, pueden darse por finalizadas sus colaboraciones con el espacio pese a que la principal interesada lo negó en su día. Trató de desmentir la noticia que habían difundido varios medios.

Ana Rosa Quintana no está dispuesta a ceder por ella. Considera que sus intervenciones no merecen más de los 1000 euros que le pagaban.