Ana Obregón seria primer plano

Ana Obregón da el paso definitivo con su hijo y le llueven las críticas

Ana Obregón vive un verano muy triste en Mallorca

Ana Obregón ha dado un paso muy importante en su vida. La madre de Álex Lequio sigue sin levantar cabeza tras la pérdida de su hijo hace dos años. Pese al dolor infinito de Ana, la vida sigue y con ella, Ana tiene que esforzarse cada día por levantarse y empezar un nuevo día.

Ana lleva varios meses en Mallorca, su paraíso en la tierra. Su familia posee una espectacular mansión en la Costa de los Pinos, en un privilegiado enclave situado en un acantilado con impresionantes vistas al Mediterráneo.

Allí pasa ana sus días junto a su padre y junto a los recuerdos de su vástago. También escribe, contempla los amaneceres y los atardeceres y únicamente sale para temas muy puntuales o citas ineludibles.

La revista ¡Hola! ha conseguido algo histórico este miércoles. No tendría nada de común si la vida de Ana Obregón hubiese seguido su cauce natural. "Desde que él no está, parece que vivo, pero no vivo. La pérdida de un hijo es tremenda, no tiene nada que ver con la de un padre o un novio, es algo que no es natural y no se supera".

Así las cosas, Ana ha hecho de tripas corazón y ha vuelto a protagonizar lo que tan famosa la hizo en el pasado

Ana Obregón posa en bikini con una finalidad

Ana Obregón ha decidido rememorar los tiempos pasados y ha vuelto a posar en bikini en una exclusiva para la revista del saludo. Hubo una época en la que el verano empezaba oficialmente cuando Ana Obregón posaba espectacular para la prensa en las playas mallorquinas.

Todo empezó en 1992 cuando pactó con la prensa que le perseguía día y noche durante sus vacaciones. A cambio de dejarla tranquila durante sus vacaciones se comprometió a un "posado espectacular" para que todos los medios la inmortalizaran en sus portadas. 

Aquello se convirtió en una tradición desde que bajó a la playa en bikini con Álex, que entonces tenía dos meses. Cada año estos posados de Ana se repetían hasta que falleció Álex.

Ahora, dos años después ha querido retomar esta costumbre, aunque todo tiene un tono más sobrio, triste y menos festivo que antaño.

"Ahora este posado tiene otro sentido para mí, porque los beneficios irán destinados a su fundación. En realidad, todo lo que hago en mi vida lo hago por él", ha dicho en exclusiva para '¡Hola!'.

A Ana le "mata de pena" ser tan feliz antes sin saberlo. "Lo que hago ahora es pasar el verano. Sin mi hijo y sin mi madre, pues estoy muy triste. Las personas a las que más quiero en mi vida me faltan".

Ana Obregón se dedica esencialmente a escribir, a meditar y a cuidar a su padre "que el pobre ahora está muy malito, ha estado ingresado tres semanas en un hospital".

Pese a que se trata de un reportaje claramente solidario, lo cierto es que hay quien critica que Ana siga acaparando portadas con reportajes tan frívolos como un posado veraniego.

Sea como sea, Ana Obregón necesita algún que otro aliciente en su vida para encontrar las fuerzas que le permitan seguir viviendo sin Álex.

Las confidencias de Ana Obregón que pocos conocían

Ana Obregón cuenta en esta extensa entrevista que Álex tenía un claro referente en la vida: su abuelo. "Mi padre era su ejemplo. La foto del fondo de pantalla de su móvil era la foto de mi padre en su despacho. Bueno, en realidad lo sigue siendo, porque el móvil lo conservo exactamente como él lo tenía, igual que mucas de sus cosas".

Ana no ha tenido fuerzas para cambiar las sábanas en las que durmió el chico por última vez.

Este verano Ana quiere trabajar. "Escribir, escribir y escribir. Me doy cuenta de que para escribir se necesita estar inspirado, tranquilo, solo. Para mí es como abrir el alma en canal".

Montaje de fotos de Ana Obregón y su padre
Ana Obregón, rota de dolor y pendiente de la salud de su padre | Trendings

Descarta completamente volver a enamorarse y ha apartado de su vida a determinadas personas. "Acompañar en un duelo es muy dificil. Es difícil para todo el mundo estar a mi lado, porque no se sabe qué hacer".

El libro de Ana Obregón (el que había empezado Álex y ella está terminando) será seguramente un éxito de ventas. Será otro empuje solidario a la Fundación que Ana ha impulsado para investigar el cáncer.