Amador Mohedano, con su característico sombrero, en una imagen de archivo

Amador Mohedano aseguró que Antonio David Flores era un maltratador psicológico

Amador Mohedano llegó a darle la razón a su sobrina Rocío

Hace más de un año que  Rociíto rompía su silencio y sacaba a relucir el lado más oscuro de su matrimonio con Antonio David.

Así, relataba un infierno de malos tratos en el que las principales víctimas terminaban siendo sus dos hijos, Rocío y David Flores.

El exguardia civil conseguía apartar a los niños de su madre, volviéndolos en su contra, algo que Carrasco jamás será capaz de perdonarle.

Foto de la familia Mohedano aplaudiendo desde su balcón a la Virgen de Regla de Chipiona
Familia Mohedano al completo en su balcón de Chipiona | GTRES

Sin embargo, esa versión jamás ha sido aceptada por el resto de la familia, que pone en duda el relato de la mujer de Fidel Albiac.

De hecho, llegaban incluso a cuestionar su intento de suicidio, aunque hace años sí que parecían darle la razón.

Todos se mostraban de acuerdo a la hora de apoyar a Rocío Jurado en la defensa de su hija y sus nietos.

Imagen de Amador Mohedano y Rocío Carrasco
Imagen de Amador Mohedano y Rociíto juntos |

Tanto es así, que contrariamente a su opinión actual, Amador Mohedano llegaba a confirmar de primera mano que Antonio David había maltratado a su sobrina.

Un vídeo de lo más significativo con el que da la razón a Carrasco, sobre todo a la hora de hablar sobre el maltrato psicológico que sufrió durante años.

"No se refiere a una paliza ni a un levantamiento de manos", comenta Amador. "Ella se refiere a un maltrato, que para mí sería igual, cuando alguien dice de ti públicamente barbaridades".

De esa forma, deja claro que 'la más grande' era muy consciente de que Antonio David maltrataba a su hija psicológicamente. Y él no duda en darle la razón.

"Amador está reconociendo ahí lo del maltrato psicológico y quiere decirse que todos en la familia eran conscientes de lo que estaba pasando", explica. 

Amador Mohedano, testigo del maltrato que su sobrina sufría por parte de Antonio David

"Todos eran conscientes de lo que yo estaba pasando, de lo que yo tenía entre manos, eran conscientes", remarca dolida. 

Imágenes que  Rociíto observa impasible, sin sorprenderse en absoluto por el cambio de versión, ya que parecer ser algo bastante común en su familia.

Justo por eso, Carrasco alega que no entiende la falsedad mostrada por su tío, que pasaba de ir contra el exguardia civil, a hablar maravillas de él. De hecho, ambos protagonizaban un sonado reencuentro televisivo donde llegaban a abrazarse.

Foto de Amador Mohedano junto a su hermana Gloria yendo al cementerio en el aniversario de la muerte de Rocío Jurado (2014)
Amador y Gloria Mohedano siguen enfrentados con su sobrina | Europa Press

Todos los Mohedano parecen tener ahora un frente común, nada menos que la propia Rocío, aunque sabían de primera mano lo que sucedía en su matrimonio.

"Ellos son partícipes y, hoy por hoy, siguen ejerciendo esa violencia hacia mí", les sentenciaba la mujer de Fidel Albiac.

Y los reproches no terminan ahí, ya que la hija de 'la más grande' se ha sentido abandonada por las personas que decían quererla tanto.

Amador Mohedano aplaudiendo durante un homenaje a Rocío Jurado
Amador Mohedano aplaudiendo durante un homenaje a Rocío Jurado | GTRES

"Yo me quedé sin padre con 23 años y sin madre con 26 o 27, ¿quién se ocupaba de mí, sabiendo todo el mundo lo que yo tenía en mi casa?", echa en cara al resto del clan. 

"No solamente no se ocupaban, sino que encima lo que hacía era incrementar la situación que yo estaba viviendo", añade. 

Algo, que en su opinión, hacían públicamente, siendo partícipes de todo lo que ella estaba viviendo. Una violencia que nunca han dejado de ejercer contra ella, llegando hasta el punto de dejarla como una mala madre. 

A día de hoy no cabe duda de que todo el clan se ha posicionado del lado de Antonio David y sus dos hijos, a los que ven como las dos víctimas de la historia. Y, lamentablemente, eso no cambiará por mucho que les dejen en evidencia.