Alessandro Lequio en un evento de la marca Duran Joyeros en Madrid el jueves 07 de octubre de 2021

Alessandro Lequio confirma el divorcio y ella explota contra él

Alessandro admite que la situación es insostenible

Alessandro Lequio no está pasando por un buen momento, sobre todo desde que su exmujer ha alzado la voz para contar la verdad. En las últimas semanas, el colaborador de El Programa de Ana Rosa ha vivido una serie de cosas que le han recordado al calvario que vivió en 2020. Su hijo Alex falleció de un cáncer llamado Sarcoma de Ewing y ciertas noticias han removido sus sentimientos.

Alessandro Lequio ha estado preocupado por una de sus grandes amigas, quien ha luchado contra un tumor que también ha sido complicado. El año que ha estado Ana Rosa Quintana fuera de la tele, el cáncer que sufre Nacho Palau o ictus de Kiko Rivera le han puesto al límite. De hecho, hace unos días no tenía ningún reparo en llorar en directo, fruto de este momento delicado que está viviendo.

Primer plano de Alessandro Lequio con cara de sorpresa
Alessandro Lequio ha recibido demasiados golpes | GTRES

Alessandro cada vez muestra más su imagen sensible, escondiendo la imagen de hombre fuerte que le gusta proyectar. Este Lequio más sensible  no se esperaba el duro ataque que ha recibido en las últimas horas, ni él ni ninguno de sus allegados. El golpe procede de uno de sus grandes detractores: Antonia Dell'Atte, la modelo que le robó el corazón.

Alessandro se casó por primera vez en el año 1987 y la boda fue retransmitida por los periodistas más importantes de la época. La novia fue la también italiana Antonia Dell'Atte y el matrimonio terminó al cabo de 10 años, en 1997, de la peor forma. Desde entonces, Lequio y su exmujer han mantenido una guerra abierta en revistas y programas de televisión.

Lequio se ha quedado de piedra al escuchar las últimas declaraciones de la modelo, quien asegura no haber estado enamorada de él. Con estas palabras confirma que el divorcio ha terminado fatal, por eso explota siempre que puede en su contra. Parece que no guarda ningún recuerdo del conde, no le tiene nada que agradecer, todo lo contrario.

El tertuliano ha confirmado que el divorcio ha terminado de la peor forma. No logran llegar a un entendimiento, ni siquiera por el bien del hijo que tuvieron.

Alessandro Lequio ha reaccionado

Alessandro está cansado de guerras, lleva un año complicado y lo último que necesita es enfrentarse a la madre de su primer hijo. Antonia ha dado un paso más y ha pronunciado unas duras palabras contra el colaborador de televisión. Según cuenta Informalia, asegura que nunca estuvo enamorada de él y le ha dedicado unos calificativos poco cariñosos.

Antonia Dell'Atte en primer plano
Alessandro Lequio tiene muchos detractores | GTRES

Lequio sigue sin creer lo que ha escuchado de su ex, pues hace mucho que se divorciaron y pensaban que todo estaba resuelto. La modelo deja claro que al principio de su relación sí que hubo cariño, pero que se fue difuminando con el tiempo. Recordemos que hace unos meses acusó al conde de haber tenido un comportamiento inapropiado durante el matrimonio.

Ante las duras palabras de Antonia, Lequio reaccionó haciendo un gesto de rechazo, pero en ningún momento quiso comentar nada. Prefirió guardar silencio ante las cámaras de Socialité, el único programa que se ha atrevido a investigar este asunto. En Telecinco respetan mucho al tertuliano y saben que no está atravesando por el mejor momento.

Alessandro Lequio ha tomado una decisión

Alessandro contestó a Antonia Dell'Atte en su momento, pero considera que ha pasado el tiempo y que ya no es necesario. Todo hace pensar que llevará la guerra en silencio y que pedirá ayuda si la modelo traspasa los límites. Hace unos meses, coincidiendo con el documental de Rociíto, aseguró que ella también había sido víctimas de malas actitudes.

Lequio está convencido de que la tormenta pasará, solamente necesita relacionarse con buenas compañías. Por eso no ha contestado a Socialité, aunque si surge la ocasión dará explicaciones en El Programa de Ana Rosa. Allí se siente más cómodo y sabe que puede hablar sin interrupciones.