Primer plano de Alejandra Onieva

Alejandra Onieva reconoce los peores rumores sobre su madre

La hermana de Íñigo Onieva atraviesa por una etapa complicada

Si hay alguien a quien le está afectando de manera desmesurada la actualidad rosa, esa es a Alejandra Onieva. No se ha tomado nada bien la ruptura de su hermano con Tamara Falcó y menos, que esto haya afectado a su carrera como modelo. Las cámaras le persiguen en busca de alguna declaración y ella lo único que puede decir es un “dejadnos al margen”.

No ha dado declaraciones, pero sí ha permanecido al lado de Íñigo después de que el famoso vídeo saliera a la luz. Ahora, a Alejandra Onieva le ha brotado un nuevo problema personal. Ha reconocido que ella también está sola porque ha roto su última relación.

Alejandra ha dejado todo a un lado. ¿De quién hablamos y por qué esta persona es tan importante para ella?

Alejandra Onieva está llegando al límite

La famosa actriz y modelo jamás ha vivido tanta repercusión como la de ahora. No pasea tranquila por las calles de Madrid, motivo por el que ha tenido que resguardarse unos días en la Moraleja. Una gran casa que su madre mantiene con cariño.

Y es que a Alejandra no le ha sentado nada bien la ruptura de su hermano Íñigo con Tamara Falcó. Se quedó de piedra al ver el vídeo y, aunque no lo confiese a los cuatro vientos, no le gustó la actitud de su hermano.

Foto de Íñigo Onieva junto a sus hermanos, Alejandra y Jaime, y Tamara Falcó en una fiesta
Alejandra Onieva posando junto a sus hermanos, Jaime e Iñigo con Tamara Falcó en una fiesta | Instagram

De puertas para fuera ha defendido a su hermano, admitiendo que todos somos seres humanos y que, como tal, cometemos errores. Sin embargo, Alejandra Onieva sabe que lo que su hermano ha hecho, está muy mal.

No solo porque su Íñigo ha roto lo más preciado que tenía, sino porque ahora, la familia al completo está en el punto de mira. Hace unos días, Alejandra era grabada saliendo de la casa de la Moraleja.

La actriz y modelo, agobiada por tantos focos, solo era capaz de defenderse con un “dejadnos al margen”. Si algo tiene claro es que no quiere que esta situación afecte en su trabajo. Algo que tiene realmente complicado si tenemos en cuenta que su madre, también ha roto con su segundo marido.

Alejandra Onieva no puede más

Si ya estaba agobiada con la ruptura de su hermano, Alejandra Onieva se ha quedado de piedra al enterarse de que su madre, Carolina Molas ha roto con su segundo marido.

La pareja se dio el sí quiero en 2017 y, por lo que parece, ella ya estaba en plena separación cuando saltó la noticia de su hijo. Con José Ignacio de Guadamillas mantuvo una larga relación, más de cinco años que llegaron a su fin este verano.

Él es miembro del consejo de administración de una consultora y tiene negocios inmobiliarios. Se llevaba muy bien con los tres hijos de Carolina; Íñigo, Alejandra y Jaime, pero eso no ha sido suficiente.  Al igual que Tamara, José Ignacio ya ha dejado de formar parte de la familia.

 

La madre de Alejandra Onieva ahora se resguarda en sus hijos y, sobre todo en Íñigo. Las rupturas de ambos con sus respectivas parejas le han servido para estar más unidos. Ahora, disfruta de unos días en Estambul, donde están visitando los lugares más emblemáticos.

Íñigo Onieva junto a su madre Carolina Molas
Íñigo Onieva junto a su madre Carolina Molas visitando Estambul.   | Íñigo Onieva @ionieva

Parece que, en estos momentos tan delicados, la familia es lo único que le queda. A Alejandra Onieva tan solo le queda esperar a que todo pase para que su vida personal y profesional vuelva a la normalidad.