Adela González primer plano

Adela González sabe que era mentira y que él nunca ha querido pasar la noche con ella

Adela González quiere que las fuentes sean creíbles y verídicas

Adela González llego a Sálvame con varios objetivos en su bolsillo. Uno de ellos era divertirse haciendo su trabajo. Al principio le costó un poco adaptarse a la locura en directo que es Sálvame cada tarde.

Transcurridos los meses, este primer objetivo lo ha cumplido con creces. Ahora se la ve cómoda, muy metida en su papel e incluso es ella la que fomenta este punto loco y atrevido en el directo. Adela está en su salsa, le ha cogido el tono al espacio y se lo ha hecho suyo con facilidad.

El otro objetivo que se le encargó es el de dar credibilidad y rigor a los contenidos. Tanto a Sálvame como a otros espacios de La Fábrica de la Tele se les ha acusado a menudo de inventarse testigos o de no contrastar debidamente sus fuentes.

Adela apuesta por el rigor y la profesionalidad en este sentido. Espectáculo, sí; exageración, también; mentira, ya no. Así pues, no entiende lo que ha pasado esta semana en la cadena en la que trabaja. Bastaba un poco de hemeroteca para ver que se estaban metiendo en la boca del lobo.

Adela González no da crédito ante el testimonio cuestionado al que dan voz

Adela González es muy amiga de Jorge Javier Vázquez. Llegó al programa del que Jorge Javier es la estrella, pero pronto brilló con luz propia. En este sentido, Adela siempre ha reconocido que su compañero de programa se lo puso muy fácil en los inicios.

La periodista sigue también muy de cerca todo lo relacionado con En el nombre de Rocío. El documental que arroja luz a la historia familiar de Rocío Jurado tiene desde este lunes nuevo presentador, Jorge Javier.

Además, el catalán quiso estrenarse aportando un testimonio que venía a redondear el machaque que tocaba ese día: contra Amador Mohedano. Así pues, se sacaron de la manga a Marta Amaya. La mujer intervino en directo contando que fue corista de Rocío Jurado y explicando que tuvo un romance con Amador, estando ya este casado con Rosa Benito.

Marta Amaya
Adela González, alucinada con el testigo que han presentado en Telecinco: la supuesta amante de Amador | Telecinco

No dio muchos detalles. Entre que no vocalizaba demasiado, que su voz era muy grave y que tampoco se le pidió mucho más que los titulares que interesaban, no dio demasiada información. Y, por supuesto, ninguna prueba de lo que decía. 

Conclusión: Amador puso los cuernos a Rosa y engañó a Amaya y a sus hermanos. 

Twitter es infalible para estas cosas y rápidamente ha demostrado que la tal Marta Amaya ya se había sentado anteriormente en televisión. Adela González ha alucinado con esta experiencia televisiva anterior

Adela González confirma las pruebas que desmontan a Marta Amaya

Adela ha enrojecido al ver que la invitada de su copresentador tenía unos antecedentes bastante oscuros. Ya estuvo en televisión en otra cadena, hace varios años y haciendo lo mismo: hablando de infidelidades con otro hombre. 

En este caso, Marta se sentaba para hablar de su relación amorosa con un hombre casado llamado Salvador. Fue en ¿Dónde estás corazón? y tanto María Patiño como Miguel Temprano desmontaron a gritos el testimonio.

Además, Marta, entre gritos, insultos y amenazas abandonaba el plató al verse descubierto el supuesto montaje. Su credibilidad quedaba por los suelos, pero milagrosamente, ahora la ha recuperado de nuevo. 

Jorge Javier la entrevistó muy por encima, para sacarle lo que estaba previsto y ya está. Llama también la atención que María Patiño, que en los vídeos anteriores ataca como una leona apelando a la credibilidad y a las pruebas, no cuestiona en ningún momento lo que Amaya cuenta sobre Amador.

Estos son los detalles que contribuyen a sembrar la duda sobre el testimonio de Rociíto con sus documentales. Hacen una defensa tan numantina de sus tesis, incluso con testimonios de dudosísima credibilidad, que consiguen el efecto contrario. 

Adela González seguramente lo ve, pero calla. Sonrisas, lo que le digan por pinganillo y adelante con el show.